Los buenos datos de actividad y empleo disparan la confianza empresarial en Alemania

Las perspectivas de las empresas alemanas alcanzan un nuevo máximo histórico

La cifra de negocios en España escala un 7,2% anual hasta septiembre

Fábrica Bosch de componentes electrónicos en su planta de Madrid.
Fábrica Bosch de componentes electrónicos en su planta de Madrid. EL PAÍS

El tercer trimestre le sentó bien a la economía de la zona euro o eso, al menos, es lo que siguen reflejando los grandes indicadores macroeconómicos de los últimos días. A las positivas cifras de actividad acompañan además incrementos sostenidos del empleo que refuerzan la confianza de las empresas. Y en economía ya se sabe que no hay noticia mejor que aquella que deja ver un horizonte despejado de incertidumbres. Prueba de todo esto es cómo la confianza de los empresarios alemanes alcanzó en noviembre un nuevo máximo histórico, al situarse en 117,5 puntos desde los 116,8 que marcó en octubre, según el índice elaborado por el Instituto de Investigación Económica de Munich (IFO), dado a conocer este viernes.

En concreto, el IFO atribuyó esta mejora al incremento del optimismo sobre las expectativas comerciales, ya que, por el contrario, la confianza sobre la situación actual del negocio fue ligeramente menos positiva que el mes pasado. Todos los sectores –se analizan alrededor de 7.000 empresas–, a excepción de la construcción, cuyo índice cayó ligeramente, mejoraron sus expectativas a corto y medio plazo. En la industria manufacturera, uno de los pilares del PIB alemán, el índice alcanzó también un nuevo máximo histórico, aunque los fabricantes redujeron ligeramente sus evaluaciones sobre la situación comercial actual, que, no obstante, se mantuvieron en un alto nivel.

El índice de clima de negocio en las ventas al por mayor aumentó “marcadamente” y rozó su récord histórico. “Los mayoristas estaban considerablemente más satisfechos con su situación comercial actual”, señaló IFO. Según el presidente de este organismo, Clemens Fuest, la economía alemana se encuentra en pleno “auge”, debido a que, además de la euforia de los empresarios, las últimas cifras de crecimiento apuntan a que el país concluirá este año con un fuerte impulso, que podría alcanzar el 2,3% después de que el PIBavanzara un 0,8% en el tercer trimestre.

Estas cifras no hacen sino corroborar los indicadores adelantados de actividad que elabora PMI y que se publicaron el jueves. La estimación flash del índice PMI compuesto de la actividad de la zona euro aumentó desde los 56 puntos de octubre hasta los 57,5 de noviembre, la cota más elevada desde abril de 2011. El economista jefe de HIS Markit, Chris Williamson, apuntó que las cifras apuestan porque el tercer trimestre será el mejor en seis años. La buena noticia fue que las cifras positivas llegaron tanto desde Alemania, como desde Francia. De hecho, su publicación tuvo un efecto “balsámico” para la renta variable europea, ya que los datos superaron con creces lo esperado por los analistas, recuerda Link Análisis.

Asimismo, ante un repunte generalizado de la actividad, las empresas han acelerado la contratación de trabajadores y lo han hecho al ritmo más intenso desde octubre de 2000, sobre todo en el sector manufacturero y en los servicios. El viernes las buenas noticias llegaron de España, donde el INE publicó la cifra de negocios de las empresas hasta septiembre. En los nueve meses la facturación mejoró un 7,2% anual, su mayor alza desde 2006. La industria extractiva y manufacturera fue la más beneficiada por el repunte de pedidos.

Último empeño por reeditar la gran coalición en Alemania

Reunión. El presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier, ha convocado una reunión para la próxima semana entre la canciller Angela Merkel, el socialdemócrata Martín Schulz y el líder bávaro Horst Seehofer para buscar fórmulas que faciliten la formación de Gobierno.

 La posición del SPD. Tras la mediación de Steinmeier, del partido de Schulz, el secretario general de los socialdemócratas, Hubertus Heil, expresó la disposición de su formación a seguir dialogando para solucionar la crisis política.

La opinión de la Bolsa. Los inversores prefieren que los partidos logren un acuerdo que consiga evitar unas nuevas elecciones, tal y como demuestra el comportamiento irregular de las Bolsas de esta semana.

Normas