Noticia patrocinada
Las nuevas fórmulas para conseguir avales facilitan la vida a las pymes

Las nuevas fórmulas para conseguir avales facilitan la vida a las pymes

Las sociedades de garantía ofrecen, además, asesoramiento y actúan como intermediarias ante los bancos

Cada vez resulta más complicado para las pymes obtener financiación bancaria. Un 14,8% ni siquiera lo intentan, al prever que se la van a denegar. La falta de garantías es el motivo principal por el que las pequeñas y medianas empresas no obtienen la financiación deseada, en cantidad o calidad, pero las nuevas plataformas ofrecen fórmulas para facilitar la obtención de avales.

La ligera mejoría de la situación económica está haciendo que las pymes empiecen a apostar por crecer y por invertir. El Observatorio Sectorial DBK de Informa indica que son las empresas de menor tamaño las que lideran el crecimiento de la petición de créditos. El problema es cuando llegan a su sucursal bancaria y descubren que los bancos se han vuelto desconfiados con la crisis y han endurecido los requisitos para conceder créditos, especialmente para ellas. Según el Banco de España, los criterios seguidos este año son algo más estrictos que la media desde 2003.

Un estudio publicado en el primer semestre de este año por CESGAR, la Asociación Española de Sociedades de Garantía (SGR), indica que solo el 70,8% de las pymes que se plantean obtener financiación en entidades de crédito lo consigue. Un 14,8% no da el paso de hacer la consulta, ante la previsión de que van a recibir una negativa, o por sentir rechazo a las entidades bancarias. Además, no todas las que reciben el préstamo lo hacen en la cantidad deseada.

  • Soluciones

El obstáculo más importante que las pymes y los autónomos encuentran para financiarse es no poder aportar las garantías solicitadas (personales, avales u otras). Ante esa situación, pueden recurrir a alternativas como las Sociedades de Garantía (SGR), entidades sin ánimo de lucro de carácter mutual que, además de avalar a las pymes, ofrecen asesoramiento, formación financiera y promoción empresarial, y actúan como intermediarias ante los bancos.

Las nuevas fórmulas para conseguir avales facilitan la vida a las pymes

El proyecto Conavalsí, de CESGAR, pretende facilitar a las pymes la consecución de avales y financiación a través de las SGR. Las empresas que conocen los servicios de estas, con independencia de que hayan recurrido alguna vez a ellos, destacan los siguientes beneficios: mejoran el acceso a la financiación bancaria, su asesoramiento financiero, la posibilidad de obtener mayores importes en los créditos y la ampliación de los plazos de devolución.

En España hay 19 SGR, generales y sectoriales. Todas ellas ofrecen dos tipos de avales: los financieros, que permiten negociar mejores condiciones para sus préstamos circulantes y de inversión, pólizas de crédito, leasing y factoring, o para iniciar un proyecto; y los técnicos, que sirven para garantizar compromisos no dinerarios ante la Administración o terceros, a la hora de obtener anticipos de subvenciones, fianzas definitivas y profesionales, licitaciones internacionales y avales en el sector del juego, por ejemplo.

Las SGR están formadas por socios partícipes, es decir, las pymes y autónomos que son al mismo tiempo beneficiarios del aval, y por socios protectores: administraciones públicas, cámaras de comercio y asociaciones y entidades de crédito, que aportan recursos y mejoran su solvencia.

Cuentan, además, como garante de su fiabilidad, con la supervisión e inspección del Banco de España, y el apoyo de instituciones como la sociedad mercantil estatal Cersa, o el propio Ministerio de Economía, Industria y Competitividad.

Normas
Entra en EL PAÍS