Su medicamento será más caro si es más eficaz

Ocho autonomías trabajan con Roche en el análisisde la efectividad de fármacos

El programa cubre el 32% de la población hospitalaria

Su medicamento será más caro si es más eficaz
Gettyimages

Siguiendo la estela del modelo Aifa, implantado por la Agencia Italiana del Medicamento, el laboratorio suizo Roche ha creado una plataforma capaz de valorar la eficacia de los tratamientos hospitalarios en pacientes reales.

De momento, a este proyecto se han unido los servicios autonómicos de salud de Navarra, Cataluña, Baleares y Canarias. Además, está en fase de implantación en Galicia, Castilla y León, Madrid y Murcia. Todas ellas agrupan al 32% de la población hospitalaria. Las negociaciones están muy avanzadas en Cantabria y Andalucía y cuando se adhieran alcanzará al 50% del censo hospitalario.

Los datos son propiedad de la plataforma regional y sirven para monitorizar la duración de los tratamientos en cada patología, el uso y el consumo de todos los fármacos, no solo los de Roche, en enfermos en su vida diaria, tras superar los ensayos clínicos. El laboratorio suizo no obtiene beneficio alguno de la implantación de esta herramienta.

Para adherir a los profesionales a esta plataforma, la fórmula en la que se introducen los datos es sencilla y homogénea. Se trata de no obstaculizar la labor de los facultativos y favorecer el que se puedan sacar conclusiones de la efectividad. Las compañías acceden a la información de manera agregada, una vez haya sido analizada por el sistema regional de salud.

  • Gestionar el gasto

El gasto farmacéutico hospitalario en España es de unos 6.000 millones de euros. Los desembolsos mayores corresponden a los medicamentos contra la hepatitis, el VIH, el cáncer y la artritis reumatoide. Las innovaciones representan alrededor del 30% del gasto, resumen en Roche.

“Cada avance contra el cáncer, como la inmunoterapia o las terapias personalizadas, nos permite ofrecer mejores opciones a nuestros pacientes, pero al mismo tiempo nos enfrenta a un aumento de los gastos”, comentó recientemente Josep Tabernero, jefe del servicio de oncología médica del hospital universitario Vall d’Hebron, en el congreso ESMO (European Society Medical Oncology). Por eso, “una de las áreas clave es colaborar con las autoridades sanitarias para equilibrar esos costes, con el objetivo de desarrollar modelos sostenibles de atención del cáncer”, recalcó.

La principal novedad que introduce el modelo de Roche es que se puede medir el resultado de cada fármaco según la indicación que trate al paciente. “Y cada una de las indicaciones puede tener un precio distinto según su valor terapéutico”, apunta Juan Carlos Saorín, director de precios y reembolso de la compañía . “Hay que financiar más selectivamente lo que aporta valor y desinvertir en lo que no lo genera”, añade Federico Plaza, su director de asuntos corporativos.

  • Financiación actual

En estos momentos, en función de los datos de los ensayos clínicos, cuando un medicamento llega al mercado lo hace con un precio fijado por la Administración para una primera indicación, es decir, una patología concreta. Después, si el fármaco también es eficaz en otra indicación, válido para otros pacientes, el Ministerio de Sanidad baja el precio que paga por él, porque se estima que se usará en más enfermos y el laboratorio tendrá más ventas.

“Es un modelo de financiación que no diferencia el valor aportado por el medicamento en distintas indicaciones o en una combinación con otros fármacos”, recalca Saorín.

“La idea es que cada indicación tenga un precio en función de su utilidad terapéutica. En los casos en los que cubra una laguna innovadora la propuesta del laboratorio es que el precio sea más elevado y en las indicaciones donde se compruebe que el uso es menos efectivo se pueda pagar menos”, insiste Federico Plaza.

“Los registros de medicamentos se ponen en marcha para asegurar el uso adecuado de los mismos y permitir activar esquemas de precios innovadores”, recuerda Saorín.

“La manera de gestionar es la clave para que el modelo sea sostenible, definiendo las responsabilidades de cada uno de los agentes implicados en base a los conceptos de equidad, eficiencia y efectividad”, opinó Pere Vallribera, presidente de la Societat Catalana de Gestiò Sanitaria en unas jornadas organizadas por la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria.
“La solución debe pasar por desarrollar políticas que se centren en el reembolso basado en el valor, siempre teniendo en cuenta la situación económica del país”, pronostica Tabernero.

Experiencias piloto

Italia reembolsa medicamentos de alto impacto, los que se distribuyen en hospitales, vía modelos de pago por efectividad de la respuesta en los pacientes.

Francia está desarrollando un programa piloto en 80 hospitales con fármacos de uso hospitalario.

Reino Unido ha implantado en los centros oncológicos más relevantes modelos de reembolso personalizados.

Hungría y Bélgica tienen en marcha y con cobertura extendida al 100% el pago por resultados.

Normas