Enel eleva un 33% el dividendo y anuncia un aumento de la inversión en España

La compañía anuncia que su inversión en la península ibérica será de 5.000 millones de euros netos entre 2017 y 2020

La multinacional italiana eleva el pago de dividendos para 2018 hasta los 0,28 euros por acción

Enel eleva un 33% el dividendo y anuncia un aumento de la inversión en España

La eléctrica Enel ha anunciado este martes que su inversión en la península ibérica, a través de la española Endesa, será de 5.000 millones de euros netos entre 2017 y 2020. Se trata de un aumento de 300 millones con respecto al monto previsto en el plan estratégico anterior, para el período 2016 - 2019. La firma italiana también elevará el pago de dividendos para 2018 hasta un mínimo de 0,28 euros por acción, un 33% más que en 2017. El consejero delegado de Enel ha asegurado que la multinacional no va a participar de grandes fusiones o adquisiciones en un futuro próximo.

"No nos parece que una gran fusión suponga grandes cambios", ha afirmado Francesco Starace, consejero delegado de Enel, durante la conferencia anual de analistas celebrada en Londres. "¿Estoy descartando grandes adquisiciones y fusiones? Si", ha zanjado el ejecutivo.

Starace ha matizado que la compañía está dispuesta a buscar nuevas oportunidades mediante la adquisición de empresas pequeñas o medianas. Aunque en el caso de Endesa, controlada en un 70% por Enel, el consejero delegado ha dicho que no tienen en mente ningún tipo de operación futura. "Endesa no entra en el juego", ha zanjado durante la ronda de preguntas y respuestas con los inversores.

De esta forma, Starace ha centrado el papel de Endesa en la transformación del mercado español hacia un mayor uso de las energías renovables. En su plan estratégico, Enel ha anunciado una inversión de 900 millones para instalar un giga watt (GW) de energía limpia en la peninsula ibérica antes de 2020.

Sin embargo, el consejero delegado ha dicho que Enel no tomará una postura agresiva en el debate sobre la 'descarbonización' en España y que se adaptará al plan que el Gobierno acuerde con la Comisión Europea. "Algunas plantas de carbón permanecerán abiertas por más tiempo porque son más amistosas con el medio ambiente. Las otras, probablemente, serán las primeras en ser desmontadas", ha asegurado Starace.

El ministro de energía de España, Álvaro Nadal, que hace menos de un año decía que el futuro del carbón estaba en manos "del libre mercado", se ha convertido en un defensor a ultranza del sector. El pasado lunes, Nadal firmó un convenio de colaboración para el impulso económico de las comarcas mineras en Asturias. Terminar con el carbón y la energía nuclear "subiría el precio de la electricidad, algo negativo para las compañías", dijo el ministro.

El dividendo se dispara

"Hemos elevado el dividendo para 2017 un 44% con respecto al año 2015. Todos estos resultados fueron posibles a pesar de un escenario macro más desafiante del que esperábamos", ha asegurado Starace.

Los accionistas cobrarán en 2018 un dividendo del 70% del ingreso neto ordinario,(lo que supone un incremento del 5% del pay out con respecto a 2017) con un mínimo de 0,28 euros por acción. Esta política se sostendrá al menos hasta 2020. Los títulos de Enel han subido un 3,25% hasta los 5,39 euros desde la apertura de la bolsa de Milán.

Crecen la inversión y el ebitda

El plan estratégico prevé una inversión total para el período 2018 - 2020 de 24.600 millones, lo que representa un aumento de 500 millones con respecto al plan anterior. Enel espera que un 30% del capex se utilice para mantenimiento y un 70% para crecimiento, con un fuerte foco en mercados maduros, lo que permitirá a la compañía reducir la exposición al riesgo. Las inversiones en España y Portugal crecerán un 35%, mientras que en América Latina se reducirán un 26%.

Entre 2018 y 2020, el ebitda del grupo alcanzará los 3.600 millones. La mejora, según el plan estratégico, será posible principalmente por las inversiones en redes (4.700 millones) y energías renovables (8.300 millones). De esta forma, Enel espera conseguir en los próximos tres años 2 millones de nuevos clientes y alcanzar los 67 millones; e instalar 7.8 GW de energías limpias.

Enel también ha elevado levemente la previsión de beneficios para 2020, de 4.700 a 4.800 millones. Las previsiones de beneficios para 2017 (3.600 millones) 2018 (4.100 millones) y 2019 (4.700 millones) se mantienen sin cambios.

Normas