black friday

Cómo pueden aprovechar los autónomos el Black Friday

Acciones y recomendaciones para que los autónomos saquen provecho del Black Friday

Este viernes se celebra al Black Friday. Este día es el pistoletazo de salida de las compras de Navidad. Los comercios ofrecen sus productos con rebajas de interés para los consumidores. Aunque se inició en Estados Unidos, el Black Friday se ha extendido por todo el mundo. Siempre se celebra el día siguiente a acción de gracias, es decir, el último viernes del mes de noviembre. Los comerciantes aprovechan este día para aumentar sus ventas y los consumidores para adquirir artículos a mejores precios. Por tanto, en teoría, todos ganan.

Pero, ¿los autónomos pueden aprovechar este día también?, ¿es un evento pensado solo para las grandes superficies? En Territorio Pyme hemos hablado con responsables de organizaciones de comercio, para conocer su punto de vista sobre ello.

A pesar de que la “capacidad que tiene el pequeño y mediano comercio para incorporarse a un evento comercial como este no es la misma que la de las grandes superficies y comercios”, José Guerrero secretario general de la Confederación Española Comercio, asegura que los autónomos deben apuntarse a este tipo de eventos. Se trata de un momento muy importante para el comercio. Junto a la Navidad y las rebajas, el Black Friday registra los mayores datos de facturación del año.

Por su parte, Ana Santiago, directora de Desarrollo Empresarial de la Cámara de Comercio de Madrid, también considera que los autónomos deben aprovechar el Black Friday. Tomando como referencia las grandes empresas, y adaptando esas ofertas a su negocio.

Acciones individuales y colectivas

La Confederación Española de Comercio considera necesaria la participación de asociaciones de comerciantes para que eventos como el Black Friday sean efectivos. Dinamizar el consumo con apoyo de asociaciones y ayuntamientos es fundamental para los comercios. Según los expertos, es buena idea llevar a cabo acciones comunes en las calles comerciales para atraer a los consumidores. Es interesante incluso que varios de ellos se pongan de acuerdo, para llevar a cabo acciones en común. Por ejemplo ofrecer descuentos, decorar los establecimientos, etc.

Los expertos reconocen que los negocios minoristas no pueden ofrecer descuentos muy agresivos, pero sí pueden poner en marcha estrategias de venta a través de obsequios, fidelización o porcentaje de descuentos en compras. “En el caso del pequeño y mediano comercio, los descuentos estarían en torno al 20% de media”, según aseguran desde la CEC.

El año pasado las ventas del comercio minorista aumentaron un 4% en noviembre. Por ello, los autónomos tienen en el Black Friday una oportunidad de aumentar sus ventas, al igual que las grandes superficies. Es recomendable llevar a cabo una buena estrategia y acciones que animen a los consumidores a comprar.

Normas
Entra en EL PAÍS