Santander

Santander paga 713 millones de dólares al expresidente de su filial de crédito en EE UU

Thomas Dundon y la entidad financiera ponen punto final a un conflicto que arrancó en 2015

Banco Santander ha cerrado un capítulo en su conflictiva filial de préstamos de alto riesgo en EE. UU. La entidad española ha acordado pagar a su ex presidente ejecutivo, Thomas Dundon más 713 millones de dólares (604 millones de euros) en un acuerdo de salida.

El pacto fue presentado en un hecho relevante en la SEC estadounidense el pasado viernes. El acuerdo pone punto final a la relación de Santander con Dundon, que abandonó Santander Consumer en julio de 2015 en un episodio de máxima tensión con los reguladores

El banco aseguró entonces que le pagaría casi 1.000 millones de dólares en concepto de adquisición más indemnizaciones  por su participación cercana al 10% en la subsidiaria con sede en Dallas. El acuerdo mantiene un paquete de salida ligeramente más pequeño con Dundon, de 46 años, quien fundó la compañía en 1995.

En total recibirá 942 millones de dólares por la compra de sus acciones y 66 millones en concepto de indemnización. Por su parte Dundon, a su vez, acordó devolver un préstamo de 290 millones, más intereses de 5 millones, con lo que recibirá un pago neto de 713 millones, antes de impuestos. El desembolso total con motivo de su salida se ha reducido en 50 millones de dólares.

Según informó el sábado el diario Financial Times, un portavoz de la compañía en Estados Unidos se negó a comentar los motivos del retraso en la finalización de los términos del pago a Dundon y la reducción de 50 millones de dólares respecto al acuerdo original.

Señaló que el ex presidente ejecutivo y el actual presidente de la filial acordaron extender el compromiso de no competir o contratar a nadie de Santander Consumer hasta 2019. Los problemas de gobernanza en EE. UU. han sido un dolor de cabeza para Ana Botín, presidenta ejecutiva de Santander, quien prometió un mejor control de todo el negocio de América del Norte tras asumir su puesto en 2014.

Normas
Entra en EL PAÍS