Sin el factor humano, la innovación no tiene sentido

Inditex se ha centrado en seleccionar, investigar y desarrollar productos que hagan más sencilla y cercana la experiencia de la moda

Gabriel Moneo, director general de sistemas de Inditex.
Gabriel Moneo, director general de sistemas de Inditex.

Desde 2005, Gabriel Moneo es el director de sistemas del gigante textil Inditex, al que llegó desde Banco Popular tras el nombramiento de Pablo Isla como consejero delegado. El directivo acudió a la entrega de los Premios Cinco Días a la Innovación Empresarial, en representación de una compañía que ha sido galardonada por la mejor trayectoria empresarial ligada a la innovación. En el escenario de CaixaForum Madrid, Moneo habló sobre el proceso de transformación en el que está inmersa la organización, en un discurso reproducido a continuación:

“Mis primeras palabras no pueden ser sino para agradecer al diario Cinco Días, en nombre de todos los que formamos parte de la empresa, y en especial de nuestro presidente Pablo Isla, la concesión a Inditex de este premio. Un reconocimiento que nos honra especialmente por estar dirigido a una trayectoria, a un equipo y a un campo, el de la innovación, que es clave para el presente y futuro de nuestra economía.

Permítanme también que, como responsable del área de innovación y sistemas de Inditex, les traslade la especial satisfacción y motivación y orgullo que este premio produce en los equipos que tienen la responsabilidad día a día de poner en funcionamiento los sistemas de más de 7.500 tiendas físicas en 94 países y de tiendas online en 46 mercados.

El sistema de tiendas ecoeficientes, que culminará en 2020, ha conseguido reducir en un 30% el consumo de energía y en un 50% el de agua

 

La innovación –no sólo la tecnológica– forma parte de la cultura de Inditex desde su origen. Iniciativa y creatividad son elementos clave de la empresa, vinculadas indudablemente a la moda, pero también, y de forma muy importante, a los espacios arquitectónicos, a la sostenibilidad social y medioambiental, o a la hora de encontrar soluciones de ingeniería, industriales o logísticas.
Es cierto que la innovación en los últimos años está definida por aspectos tecnológicos. Pero no hemos querido incorporar estos avances de forma aleatoria e inconexa, sino que cualquier innovación siempre debía tener un objetivo claro: hacer las cosas más sencillas para ofrecer al cliente moda responsable de última tendencia, a través de una experiencia lo más satisfactoria posible. La tecnología sólo es relevante si es capaz de ayudar en este proceso.

El resultado de este trabajo ha culminado en la construcción de un modelo integrado de tiendas físicas y online, que supone un notable despliegue tecnológico.

El compromiso de los equipos de innovación de Inditex se ha centrado en conseguir seleccionar, investigar y desarrollar productos que permitan ayudar a hacer más sencilla y cercana la experiencia de la moda.

En esta última década no son pocos los avances tecnológicos que se han producido, no solo en el ámbito profesional, sino también en el uso personal y doméstico. La virtualización, el cloud, o el big data son términos ya muy comunes.

Nuestros clientes están cada vez más conectados y nos demandan poder realizar sus compras con más agilidad, facilidad, flexibilidad y calidad de atención. El modelo integrado de tiendas permite que los consumidores puedan acceder a nuestra propuesta de moda de una forma rápida y eficiente en cualquier momento. No se consideran canales diferentes, sino que se conciben como partes de un solo espacio de marca que acompaña al cliente, física o virtualmente, en su búsqueda de moda.

En este sentido, se han incorporado diversas herramientas que buscan conseguir que el cliente tenga experiencias cada vez más personalizadas. Por ejemplo, el pago por móvil, las cajas de pago rápido o el sistema de caja móvil, que ofrece la posibilidad de realizar el pago mediante dispositivos móviles, eliminando la necesidad de acudir al área de caja. También otros, como la compra online con pago en tienda, la compra en la plataforma online desde la tienda, la recogida de los pedidos online en mini-silos automatizados de tienda, los probadores interactivos, las etiquetas digitales… Y un largo etcétera. Ninguno de estos avances serían posibles sin la aplicación de la tecnología de radiofrecuencia (RFID por sus siglas en inglés), una de las iniciativas más destacadas del grupo. El RFID permite identificar individualmente cada una de las prendas desde que entran en nuestras plataformas logísticas hasta su venta.

Otra innovación relevante de los últimos años ha sido la implantación del sistema de tiendas ecoeficientes, capaces de reducir en un 30% el consumo de energía y en un 50% el de agua, y que se culminará en todo el mundo en 2020. Consiste en la aplicación de un programa de monitorización minucioso y tecnológicamente avanzado del consumo de energía, que permite controlar de forma automática los excesos de consumo energético y adaptarlos a las verdaderas necesidades de sostenibilidad.

Nos quedan por delante numerosos nuevos retos apasionantes asociados a la tecnología y a su aplicación comercial. La realidad virtual y aumentada, el 3D, la inteligencia artificial, el blockchain y todo lo relacionado con el data science y la algoritmia o el Internet de las Cosas, son conceptos que ya manejamos y que serán una realidad en el corto plazo.

Pero, personalmente, sigo creyendo en que sin el factor humano, nada de todo esto tendrá sentido. Si no somos capaces de dotar de contenido todas estas herramientas son absolutamente inservibles. Por eso me gustaría terminar estas breves palabras haciendo una mención especial a todas las personas y equipos creativos de Inditex, quienes, con su diversidad y multiculturalidad, desde todos los rincones del mundo pero unidos en un mismo empeño, gracias a su talento e implicación, hacen posible esta empresa".

Normas