Cerberus apuesta fuerte por la banca alemana

Su gran inversión en Deutsche Bank se une a la que tiene en Commerzbank

Aunque puede que quiera una fusión de ambos, hay accionistas con más influencia

Sucursal de Deutsche Bank enBerlín (Alemania).
Sucursal de Deutsche Bank enBerlín (Alemania).

Los inversores de Deutsche Bank confiarán en que la llegada de Cerberus como accionista mayoritario sea un augurio más positivo que lo que sugiere el Can Cerbero de la mitología. Pero cualquier esperanza de revivir una fusión con Commerzbank, de la que Cerberus ya posee un 5%, depende de bestias más grandes, incluido el Gobierno alemán.

El fondo no suele invertir en empresas cotizadas: tiende a especializarse en deuda de empresas en dificultades y en capital riesgo. La participación en Deutsche revelada el miércoles en un informe regulatorio tiene un valor cercano a los 980 millones. Eso la convierte en la segunda inversión directa más grande del grupo en una cotizada. La participación en Commerzbank es la tercera. Si se suman las acciones que sigue teniendo en el banco austriaco Bawag, la cartera del grupo en acciones bancarias europeas vale unos 3.200 millones. Incluso para una empresa que gestiona más de 25.000 millones de euros, es una apuesta intimidante.

Cerberus dice creer que la banca minorista y comercial alemana ofrece “oportunidades atractivas a largo plazo”. Es poco probable que sea una explicación suficiente para sus clientes, que podrían comprar acciones de Deutsche y Commerzbank directamente, ahorrándose los honorarios de la firma.

La última revelación avivará los rumores de que Cerberus está presionando para que se fusionen los dos mayores bancos privados de Alemania (se intentó el año pasado). Pero a pesar de que el mercado alemán sigue muy fragmentado, hay obstáculos para un acuerdo, en particular la prolongada integración de Postbank en Deutsche.

Y otros inversores tienen más influencia. En Deutsche, Cerberus está por detrás del chino HNA, que posee cerca del 10%, y de fondos controlados por la familia catarí Al Thani. Y cualquier pretendiente de Commerzbank tendrá que ganarse al Gobierno, que aún tiene más del 15%. Bancos europeos como Unicredit y BNP Paribas también están interesados. Si los dos prestamistas alemanes terminan uniendo fuerzas, Cerberus podrá hacer poco más que mover el rabo en señal de aprobación.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías.

Normas