Mifid 2
La mitad de los fondos que vende Deutsche Bank son de terceros
Reuters

La mitad de los fondos que vende Deutsche Bank son de terceros

La entidad asegura que los fondos españoles tienen comisiones más caras

Aspira a un crecimiento del 6% en el patrimonio de fondos vendidos en su red

Deutsche Bank ha hecho una decidida apuesta por la arquitectura abierta en la venta de fondos de inversión en sus oficinas, en un momento en que la próxima entrada en vigor de la nueva directiva de mercados financieros Mifid 2, prevista para 2018, promete intensificar la distribución por parte de la banca de productos de terceros como vía con la que proteger los ingresos por comisiones.

En el caso de Deutsche Bank, los fondos de terceros ya suponen el 49% de los fondos que vende en su red la entidad, frente al 51% que aún representan los fondos de inversión marca de la casa. El banco alemán asegura que esta apuesta por fondos de terceros está permitiendo un crecimiento en las ventas que permite compensar la pérdida de comisiones de gestión por la caída en la venta de fondos marca de la casa. Así, pese a un descenso patrimonial del 24,17% en el patrimonio de los fondos marca Deutsche Bank en España, de acuerdo con los datos de Inverco a cierre de octubre, el patrimonio en fondos –propios y ajenos- comercializados a clientes por el banco en nuestro país crece en el año al 3%, hasta superar los 5.100 millones de euros. La venta de fondos propios se ha resentido en los meses en los que la entidad ha tanteado la venta de su red de banca minorista en España, a la que ha renunciado recientemente.

El objetivo del banco es ahora cerrar el año con un crecimiento del 6% y superar ese ritmo el año próximo, según explica Luis Martín-Jadraque, director del centro de inversiones de Deutsche Bank España y responsable de producto de la red minorista. “El objetivo es ofrecer al cliente los 4 ó 5 mejores fondos de inversión de cada categoría, en un modelo de arquitectura abierta guiada. No somos un supermercado, en general la gente no sabe en qué quiere invertir”. 

Desde Deutsche Bank explican que la política es hacer una propuesta de inversión al cliente a través de un fondo en la que aspirar una rentabilidad concreta, al modo de un cupón de renta fija, y con el objetivo de preservar el capital. Por ejemplo, para un inversor de perfil moderado, la expectativa de rentabilidad estaría en el 2,5% anual.

“La comisión del fondo de terceros es similar a la del fondo en abierto o incluso más barata”, defiende Gracia Campos, responsable de fondos del Centro de Inversiones de Deutsche Bank España. Los fondos de terceros que promociona la red del banco tienen sin embargo una comisión de salida en el corto plazo, que puede rondar el 2% en el primer año, una suerte de penalización para un producto que está pensado para un horizonte de inversión de al menos 6 años.

En el caso del fondo M&G Dynamic Allocation, que acumula una ganancia en el año del 8,2% y está recomendado para un perfil de inversor moderado, la comisión de gestión que paga el cliente es del 1,75%. “La comisión de gestión más la de distribución que se queda el banco es en general más barata que la de los fondos españoles. Resulta paradójico que en España haya tanta arquitectura cerrada”, asegura Martín-Jadraque. El ejecutivo avanza que la entidad tiene previsto lanzar en septiembre una herramienta de asesoramiento financiero para todos sus clientes.

Normas
Entra en EL PAÍS