duro felquera

Duro Felguera se ve obligada a reducir un 40% su cartera de obra

Elimina obras por valor de 980 millones y asegura que sus proyectos vivos ascienden a 1.306 millones

Duro Felguera se ha visto obligada a comunicar a la CNMV en un hecho relevante la crítica situación a la que se enfrenta. La empresa de ingeniería ha optado por ajustar su cartera de obra viva nada más que un 41%.

En el documento la empresa detalla las obras que ha perdido y concreta las razones de la modificación: Así asegura que el proyecto de Bio- Bio Genera (Octopus) en Chile, por importe de 127 millones de euros, ha sido dado de baja, al haber vencido la vigencia del contrato sin que la propiedad hubiera obtenido la licencia medioambiental y, en consecuencia, se ha abierto una nueva etapa de concurso en el que participa la Sociedad.

En Brasil, la revocación de la licencia de Aneel para el proyecto de Río Grande ha supuesto la cancelación de ese contrato y la venta del proyecto Novo Tempo a Prumo, que será ejecutado por una tercera compañía, ha tenido como efecto la baja en la cartera de ambos proyectos por importe de 735 millones de euros.

En Panamá, la imposibilidad de presentar los avales a los que la Sociedad se había comprometido en el proyecto VOPAK, de 56 millones de euros, ha traído como consecuencia su baja en la cartera de la Sociedad. En consecuencia explica la empresa, y tras los ajustes anteriores, la cartera de la Sociedad se sitúa en 1.306 millones de euros, tras haberse disminuido en 918 millones de euros.

En paralelo la empresa ha desvelado a sus accionistas que registró unas pérdidas de 11,5 millones de euros al cierre del tercer trimestre, frente al beneficio de 1,5 millones de euros durante el mismo periodo del año anterior. La sociedad ha explicado que su actividad, tanto a nivel comercial
como operativo, se está viendo afectada negativamente por su proceso de refinanciación. En concreto, señala que la falta de disponibilidad de líneas de riesgo está limitando la nueva contratación y dificultando el avance de los proyectos en cartera.

La contratación del grupo ascendió a 547,8 millones de euros entre enero y septiembre, lo que supuso un incremento del 70,6% con respecto al mismo periodo de hace un año; mientras que las ventas disminuyeron un 0,4%, hasta los 478,8 millones de euros. En España, la caída en las
ventas fue del 31%, hasta los 44,7 millones de euros.

Por su parte, el beneficio bruto de explotación (Ebitda) cayó un 87%, hasta los 2,9 millones de euros, debido a la disminución de las ventas en las líneas de mining & handling (-34%) y de fabricación (-31,3%), así como a las diferencias negativas de tipo de cambio de 6,3 millones
de euros, informó la compañía.

En vista de estos resultados, Duro Felguera ha comunicado que pondrá en marcha un plan de adecuación de eficiencia operativa y estructura enfocado a la mejora de la competitividad de todas sus líneas de negocio.

El pasado 30 de septiembre la compañía firmó un acuerdo de prórroga para la refinanciación de su deuda con Bankia, BBVA, CaixaBank, Banco Popular, Banco Sabadell y Banco Santander, que extendía el plazo de acuerdo de espera 'standstill' --firmado a principios de julio-- hasta el 15 de enero de 2018.

A lo largo del mes de octubre el resto de entidades financieras con las que la compañía tiene deuda se adhirieron a este acuerdo. Al cierre de septiembre, la deuda neta se situó en 267,6 millones de euros, un 5,6% más que en los nueve primeros meses de 2016.

Además el consejo de administración ha aprobado este martes por unanimidad el nombramiento de la consejera independiente Elena Cabal Noriega como vocal y presidenta de la comisión de nombramientos y retribuciones. Esta designación se  produce tras la dimisión de Ricardo Córdoba,
que abandonó su cargo como consejero --y por lo tanto como presidente de dicha comisión-- el pasado 17 de octubre, apenas seis meses después de su nombramiento.

Esta dimisión tuvo lugar un par de semanas después de que el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno admitiese a trámite la querella interpuesta por la Fiscalía Anticorrupción contra Duro Felguera, su presidente, Angel Antonio del Valle Suárez, y otras seis personas por presuntos
delitos de corrupción internacional y blanqueo de capitales, tras detectar pagos por comisiones y sobornos a políticos venezolanos.

Normas
Entra en EL PAÍS