Vodafone España
Imagen de un establecimiento de Vodafone. REUTERS

Vodafone España eleva ingresos y mejora el ebitda un 9,6%

Las subidas de precios y la captación de nuevos usuarios tiran de la teleco

Gana 94.000 clientes de contrato y 57.000 de banda ancha

Vodafone mantiene su crecimiento en España durante su primer semestre fiscal, concluido el 30 de septiembre. Así, los ingresos totales aumentaron un 2,4% en términos comparables hasta 2.512 millones de euros. A su vez, los ingresos por servicios se situaron en 2.326 millones entre abril y septiembre, un 3,6% más. En el segundo trimestre fiscal, el crecimiento es del 4,2%, frente al 3% del primero.

En términos de rentabilidad, el ebitda ajustado creció un 9,6% en su primer semestre fiscal hasta 751 millones de euros. El beneficio operativo ajustado sube un 22% hasta 132 millones. El margen de ebitda se incrementó en 2,2 puntos porcentuales hasta el 29,9% gracias al aumento de los ingresos por servicios y los menores costes comerciales y operativos.

El crecimiento de los ingresos por servicios, según la empresa, está motivado por la subida de precios a cambio de más prestaciones aprobada en abril, y por el aumento de la base de clientes, tanto en telefonía móvil como banda ancha fija.

La aceleración del segundo trimestre refleja el fin del arrastre de la financiación de terminales (sin este factor, los ingresos por servicios habrían aumentado un 3% en el primer trimestre), junto los cambios en las tarifas y los fuertes ingresos por los visitantes durante el verano.

En este sentido, Vodafone España incorporó 94.000 clientes de móvil de contrato (llega a 11,6 millones) y 57.000 clientes de banda ancha fija (supera los 3,3 millones) a pesar de los cambios de tarifas y los incrementos de precio en el mercado de valor. La base de clientes de fibra de Vodafone España aumentó en 129.000 en el segundo trimestre (frente al aumento de 90.000 que experimentó en el primero), hasta cerrar septiembre con más de 2,5 millones.

La base de clientes de televisión de pago aumentó en 47.000 en el segundo trimestre y llega ya a 1,3 millones, un 11,3% más que hace un año. La oferta convergente Vodafone One cuenta ya con 2,5 millones de clientes, 459.000 más que al cierre de septiembre de 2016.

Los ingresos por los clientes residenciales convergentes crecieron un 17% en el trimestre, y supone n ya el 58% del total de los ingresos residenciales.

La operadora ha alcanzado ya una cobertura con su red móvil 4G del 94% de la población, mientras que en el ámbito de la fibra, tras el acuerdo mayorista con Telefónica, llega con sus servicios a 19,5 millones de hogares. Con su red propia llega a 10,3 millones.

Normas
Entra en EL PAÍS