El grupo nipón Softbank invertirá más de 8.000 millones en Uber

El consejo revoca los poderes especiales del fundador, Travis Kalanick

Softbank comprará hasta un 17% del capital de la empresa

Oficinas de Uber en Nueva York
Oficinas de Uber en Nueva York REUTERS

Tras dos años marcados por los escándalos y las luchas internas, Uber ha sellado un acuerdo que pone paz en su consejo de administración y que supone, además, una espectacular inyección de fondos en la empresa de transportes. El grupo japonés Softbank y la firma de inversiones Dragoneer han pactado su entrada en el capital de Uber. Aunque no se han dado detalles de forma oficila, la operación supondrá alrededor de 8.500 millones de euros de inversión por parte de Softbank.

Para ello, el fundador y ex consejero delgado Travis Kalanick y el inversor Benchmark han acordado poner fin a la batalla legal que bloqueaba la entrada de capital. Es el primer triunfo de Dara Khosrowshahi, consejero delegado ed la compañía desde antes del verano y mediador en la negociación a varias bandas que ha acabado con acuerdo.

Los inversores aportarán capital nuevo por unos 1.000 millones de euros y comprarán hasta el 17% de acciones que ahora están en manos de inversores y empleados. Uber está valorada en unos 68.000 millones de dólares, pero esta adquisición se cerrará con descuento.

Para ello ha sido necesario que el fondo Benchmark, uno de los primeros inversores en Uber, retirase su demanda contra el fundador y ex consejero delegado Travis Kalanick, expulsado del cargo en junio. Los inversores buscaban rebajar el poder de Kalanick, que además de su puesto en el consejo controlaba otros dos asientos más y tenía derechos de voto por encima de su participación en el capital. Ahora el consejo ha aprobado la eliminación de las acciones preferentes, la necesidad de pactar los cambios en el consejo y el nombramiento de más consejeros independientes. Medidas que alejan la perspectiva de que Kalanick busque retomar el control de la empresa y abrir una nueva batalla.

Benchmark y otros inversores podrán hacer caja con la venta a Softbank. Para Uber, la noticia supone un paso adelante tras años marcados por la salida de Kalanick y varios ejecutivos, el enfrentamiento en la cúpula, las acusaciones de acoso sexual y discriminación y las múltiples irregularidades legales que están siendo investigadas por las autoridades.

Normas