Transporte

Uber tendrá un taxi aéreo en Los Angeles en 2020

Anuncia un acuerdo con la NASA para el desarrollo de software

La compañía tanteará a las autoridades europeas sobre el marco regulatorio

Prototipo del taxi aéreo de Uber.
Prototipo del taxi aéreo de Uber. AP

La plataforma de transporte Uber ha anunciado este miércoles que en 2020 comenzará a realizar pruebas con sus taxis voladores, en un servicio que bautizará como uberAIR. La ciudad elegida para esta experiencia en Los Ángeles, la segunda zona urbana más poblada de EEUU.

El nuevo servicio fue presentado en la feria tecnológica Web Summit, que se celebra en Lisboa, donde el responsable de producto de Uber, Jeff Holden, mostró el diseño de los aparatos que ofrecerán estos recorridos. Son similares a helicópteros, pero totalmente eléctricos y más silenciosos.

Holden apuntó que el precio del trayecto será similar al del actual servicio UberX. Éste, contempla viajes privados para una o cuatro personas (la capacidad máxima de los helicópteros) en vehículos de alta gama, que viajarán hasta 322 kilómetros por hora. Por poner un ejemplo, el trayecto entre Madrid y Segovia en UberX estaría tasado entre 110 y 147 euros. 

"Es el principio del fin de los coches individuales", sostuvo Holden durante la presentación, quien consideró que en el futuro sólo se comprarán coches personales "por hobby". Uber ha mantenido contactos con importantes empresas que pueden invertir en este modelo de negocio, no solo para desarrollar las aeronaves, también para disponer de zonas que ejerzan de helipuertos.

Uber, que también llevará las pruebas a Denver, ha mantenido ya contactos con importantes empresas que pueden invertir en este modelo de negocio, no solo para desarrollar las aeronaves sino para disponer de zonas que ejerzan de helipuertos. Los permisos para ejercer este servicio son la cuestión más incómoda para Uber.

En consonancia con UberAir, la plataforma anunció un acuerdo con la NASA para el desarrollo de la Gestión del Espacio Aéreo no Tripulado (UTM, por sus siglas en inglés) y de los Sistemas Aéreos no Tripulados (UAS). "Con esta colaboración se facilitarán operaciones seguras y eficientes de UAS a baja altitud y se contribuirá a que la compañía pueda operar los primeros vuelos", indicaron desde la compañía.

Otro de los datos en los que se fundamenta esta nueva propuesta de movilidad son el hecho de que "más de la mitad de la población mundial vive en ciudades". En metrópolis como Ciudad de México, un conductor pasa cada año alrededor de cinco semanas laborables dentro de un vehículo debido a atascos y circulación lenta.

Normas