Cómo invertir en Bolsa con el petróleo al filo de los 65 dólares

Los analistas apuestan por empresas de extracción y servicios petroleros

Consideran que es pronto para invertir en futuros o ETFS

Cómo invertir en Bolsa con el petróleo al filo de los 65 dólares Ampliar foto

Hace apenas cuatro meses las dudas se cernían sobre el petróleo. Los inversores cuestionaban la capacidad de la OPEP para recortar su producción ante una demanda que crecía menos de lo esperado. El objetivo era equilibrarla con la oferta de crudo para impulsar los precios al alza.

El Brent perdía el 21 de junio los 45 dólares por barril y marcaba mínimos de siete meses. Pero desde entonces el crudo recupera un 42%, impulsado por una demanda en aumento y más dudas de las esperadas por el lado de la oferta. Tanto es así que el petróleo de referencia en Europa marcó el lunes máximos de dos años y se acerca a una nueva cota, los 65 dólares por barril.

Ante esta revolución en el paradigma de las materias primas, los analistas tienen recetas diversas para adaptarse a la nueva situación del mercado. Todo ello con la vista puesta en la próxima reunión de la OPEP, el 30 de noviembre, donde los miembros del cártel (más otros externos como Rusia) discutirán si extender los recortes de producción (de 1,8 millones de barriles al día) más allá de marzo de 2018.

Los analistas coinciden en señalar que la mejor forma para tomar posiciones ante la nueva situación del precio del crudo y la próxima reunión del cártel es invertir directamente en acciones de petroleras. Daniel Lacalle, analista jefe de Tressis, resalta las oportunidades que ofrecen dentro del sector las dedicadas a la exploración y servicios petrolíferos, como Baker Hugues o Hulliburton, por ser las más ligadas a la evolución del crudo. Muchas de estas compañías, que caen en Bolsa un 17% en el año, están especializadas en el fracking, la técnica extractiva que puso en jaque los planes de la OPEP y propició la caída del petróleo en los primeros compases del año.

Esto no ocurre en las grandes petroleras, que han repuntado un 19% desde los mínimos del Brent de junio. Sin embargo, Lacalle explica que algunos de sus problemas internos les imposibilitan ajustarse a las alzas del crudo. Así, los analistas empiezan a vislumbrar el fin del recorrido de valores como Repsol tras marcar máximos de dos años. Credit Suisse empeoró el lunes el consejo de compra hasta infraponderar y el consenso de Reuters sitúa el precio objetivo un 2% por debajo del actual.

Albert Enguix, analista de GVC Gaesco, coincide con que la mejor forma para que el pequeño accionista se aproveche de las alzas del crudo es invertir en acciones de las petroleras. Sin embargo, recomienda mantener y no lanzarse de nuevo a las compras con un minado calendario por delante. Ante la posibilidad de que las disensiones en la OPEP compliquen un nuevo acuerdo y que la reestructuración de la deuda en Venezuela desemboque en default provoque una corrección en el precio del crudo, Enguix opta por esperar antes de tomar decisiones de inversión.

Opina, por tanto, que es pronto para invertir directamente en la materia prima a través de los contratos de futuros o ETFs. De hecho, este analista de GVC Gaesco espera una caída en los futuros para las próximas semanas.

Ante una eventual corrección del precio del crudo, los fondos siempre tienen la puerta abierta a cubrir su exposición a los vaivenes del crudo con apuestas a la baja. Las posiciones bajistas marcaron máximos en junio y poco a poco han ido aflojando su presión sobre la commodity.

Normas
Entra en El País para participar