Europa aborda el futuro de la eurozona y la sucesión de Dijsselbloem

Debatirán este lunes sobre el futuro de la unión bancaria y las normas fiscales del área de la moneda única

Jeroen Dijsselbloem, presidente del Eurogrupo.
Jeroen Dijsselbloem, presidente del Eurogrupo.

Los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona, el llamado Eurogrupo, debatirán mañana sobre el futuro de la unión bancaria y las normas fiscales del área de la moneda única y abordarán el proceso de elección del sucesor del holandés Jeroen Dijsselbloem como presidente del foro. El Eurogrupo celebrará dos sesiones de trabajo, la primera a diecinueve como es habitual y la segunda en formato "extendido".

También participarán los países que no son de la eurozona pero que firmaron el denominado Pacto Fiscal, así como República Checa y Croacia (que no lo rubricaron pero han sido invitadas como observadoras), de modo que tomarán parte en la reunión todos los miembros de la Unión Europea salvo Reino Unido.

La sesión se dedicará a preparar la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la eurozona convocada por el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, para el próximo 15 de diciembre, en la que se abordará el futuro del área de la moneda única.

En el apartado dedicado a la unión bancaria, los ministros debatirán sobre cómo avanzar para establecer el Sistema Europeo de Garantía de Depósitos (EDIS, en inglés), después de que la Comisión Europea (CE) presentase en octubre un plan para desbloquear la iniciativa, estancada desde 2015.

Fuentes europeas rebajan las expectativas sobre este punto puesto que persisten "enormes diferencias" entre los países, varios de los cuales recelan de crear un mecanismo que supondría compartir los riesgos de la banca, y apuntan que no se trata de "resolver los problemas" ahora, sino de ver qué solución podría acordarse "mucho más tarde".

"Se trata de poner la mesa antes de empezar a cocinar", afirman.

En materia fiscal, los países debatirán la posibilidad de crear un instrumento que permita responder de forma conjunta a futuras crisis, dónde las posiciones de los países van desde quienes no ven necesaria tal medida hasta quienes piden un presupuesto propio para la eurozona.

España es partidaria de desarrollar este instrumento, pide que sea "suficientemente ambicioso como para ser eficiente" y cree que podría materializarse en un instrumento de inversión, según fuentes del Ministerio de Economía.

También considera "fundamental" implementar una Garantía Europea de Depósitos con plenas funciones, aunque esto no ocurra de forma "inmediata" y deba adoptarse un "enfoque gradual" como propone la CE.

Los ministros también discutirán sobre las normas de disciplina fiscal -el Pacto de Estabilidad y Crecimiento-, que la mayoría de los países considera muy difíciles de aplicar y aboga por simplificar.

Estos debates servirán para alimentar la discusión de los líderes durante la cumbre del euro de diciembre, pero no se espera que los países tomen decisiones concretas hasta mediados de 2018.

La Comisión Europea presentará el próximo 6 de diciembre sus propias propuestas para reforzar la eurozona.

En la sesión a Diecinueve, los ministros recibirán a la presidenta de la Junta Unica de Resolución (JUR), Elke König, y la del Mecanismo Unico de Supervisión (MUS), Danièle Nouy, quienes informarán sobre sus últimas actividades, como hacen cada seis meses.

Aunque no está en la agenda, se prevé también que el presidente del Eurogrupo, el exministro de Finanzas holandés Jeroen Dijsselbloem, explique el procedimiento para elegir a su sucesor.

La votación se celebrará el 4 de diciembre y los países podrán presentar a sus ministros como candidatos dos semanas antes.

Cada país tiene un voto, que es secreto y, aunque sobre el papel basta con mayoría simple para decidir, en el pasado la elección siempre se produjo "con un fuerte consenso", apuntan fuentes europeas.

Normas