Axesor ve un riesgo “elevado” de inestabilidad financiera por Cataluña

La agencia de rating prevé que la economía española crezca un 3,1% en 2017, un punto por encima de sus socios europeos

Independencia Cataluña
Ambiente ante el Palau de la Generalitat. EFE

Axesor prevé que la economía española crezca un 3,1% en 2017, un punto por encima de sus socios europeos, pero advierte de que un riesgo de inestabilidad financiera "elevado" por la situación en Cataluña, y de que un ritmo ligeramente inferior en la creación de empleo y una menor intensidad inversora y exportadora podrían traducirse en un crecimiento "levemente inferior" del PIB en la segunda mitad del año.

Así lo indica en su informe Focus del mes de octubre, en el que destaca que en el cómputo global los datos macroeconómicos siguen siendo "favorables" para la economía española, que creció un 0,8% en el tercer trimestre, y contempla un alza del PIB del 3,1% este año, en línea con la previsión del Gobierno.

Axesor explica que la actividad económica del país sigue beneficiándose de los fuertes ajustes de competitividad de los últimos años, del precio relativamente bajos del petróleo y de los tipos de interés extraordinariamente bajo, lo que contribuyó a que a lo largo del segundo trimestre la economía española recuperase su tamaño previo a la crisis.

No obstante, advierte de que un ritmo ligeramente inferior en la creación de empleo y una menor intensidad inversora y exportadora tras los excelentes registros de la primera mitad de año se podrían traducir en un crecimiento "levemente inferior" del PIB en la segunda mitad del año.

Riesgo "elevado" de inestabilidad financiera por Cataluña

Asimismo, subraya que el riesgo político en el ámbito nacional se encuentra en la cuestión catalana. "El riesgo de inestabilidad financiera sigue siendo elevado y conforme la salida de la crisis se alargue en el tiempo, mayor será el grado de incertidumbre y más elevado será su efecto potencial sobre el consumo, la inversión y el turismo", advierte.

En este sentido, considera que el reto del Gobierno es llegar a acuerdos y avanzar en las "numerosas decisiones y reformas pendientes", en un entorno internacional que se presenta "altamente inestable y con claros riesgos a la baja", procedentes especialmente de desencuentros en el área política nacional e internacional.

Si bien la situación a corto plazo es favorable, con una economía creciendo en tasa anualizada cercana al 3% y más de un punto por encima que la media de la zona euro, Axesor cree que los retos a medio y largo plazo son "enormes".

Entre otros, cita aumentar la productividad y el potencial de crecimiento de la economía española, reducir la elevada deuda externa, bajar la alta tasa de paro, combatir la creciente desigualdad y consolidar las cuentas públicas.

"Es evidente que un entorno económicamente más inestable y políticamente más incierto no favorecerá a una economía aún vulnerable como la española", señala Axesor, que opina que por ello es aún más relevante que el Gobierno y la oposición en España aborden las cuestiones políticas y las reformas económicas internas "de manera constructiva y con sentido de Estado", al ser la "única manera de compensar el mayor riesgo político e incertidumbre acumulados a lo largo del último año".

Mercado de trabajo, consumo y sector exterior

La agencia de ráting explica que la evolución positiva que espera tenga el mercado de trabajo seguirá impulsando el consumo privado y los precios, si bien podría hacerlo con una menor intensidad en la segunda mitad del año.

A su vez, el buen comportamiento esperado del consumo será resultado no tanto de mejoras salariales importantes, sino de la intensidad en la creación de empleo, necesaria para reducir el elevado nivel de paro, si bien también implica que el crecimiento "se está apoyando sobre actividades de escaso valor añadido y escasa productividad", dado que el empleo crece al mismo ritmo que el PIB, señala Axesor.

De igual forma, destaca que el buen comportamiento de las exportaciones en los últimos años no ha sido algo exclusivo del sector turismo, sino que todos los sectores de la economía española se han "volcado" en la exportación con avances "muy significativos". En concreto, las exportaciones representarán a finales de 2017 cerca de un 35% del PIB, diez puntos más que en 2008.

Por el contrario, ve "preocupante" la evolución seguida por la tasa de ahorro de los hogares, que continúa disminuyendo. Los hogares e instituciones sin fines de lucro al servicio de los hogares (ISFLSH) redujeron su capacidad de financiación un 15,4% interanual, pasando del 8,2% de la renta bruta disponible en el segundo trimestre de 2016 al 6,5% en el mismo periodo de 2017, debido fundamentalmente al descenso del ahorro.

Normas