El plan fiscal de los republicanos va de lo sublime a lo ridículo

Ideas como reducir a la mitad la deducción por intereses hipotecarios tienen mérito

La inclinación de los beneficios hacia los más ricos es diana fácil para los críticos

El plan fiscal de los republicanos de la Cámara de Representantes de EE UU va de lo sublime a lo ridículo. Ideas como reducir a la mitad, hasta 500.000 dólares, la deducción por intereses hipotecarios tienen mérito. Pero los detalles y la inclinación de los beneficios hacia los más ricos son dianas fáciles para los críticos y los grupos de presión.

Ya hacía tiempo que se esperaba la prohibición del uso de bonos exentos de impuestos para financiar la construcción de estadios deportivos profesionales. Los republicanos también pretenden limitar la deducción fiscal en el pago de intereses financieros de las empresas. Eso eliminará gran parte de los incentivos de la deuda respecto a las acciones.

Sin embargo, no hay cambios en los intereses devengados, el método que usan los ejecutivos de capital privado para reducir drásticamente sus facturas de impuestos personales. Esa es solo una de muchas ventajas para los ricos, incluida la derogación del impuesto mínimo alternativo y la eliminación progresiva del impuesto de patrimonio durante seis años. Los guardarraíles para evitar que los contribuyentes de altos ingresos se aprovechen de un impuesto del 25% para las entidades de transferencia, como las asociaciones y las corporaciones S, también parecen menos sólidas. Según el Instituto de Impuestos y Política Económica, el 1% más rico de los estadounidenses obtendrán dos tercios de los recortes de la factura.

Otra propuesta, que pone fin a muchas deducciones federales por impuestos estatales y locales, parece destinada a castigar a los Estados demócratas. Acabar con los incentivos para los coches eléctricos aportaría solo 4.000 millones de dólares para 2027. Y reducir las ayudas por cuidado de dependientes a 5.000 dólares por año ahorraría solo 3.000 millones en el mismo período de tiempo, al tiempo que aumentaría los gastos para millones de familias.

Mientras, los republicanos también han hecho propuestas fiscales sobre las iglesias y el aborto, que son excesivamente políticas. Al menos, están listos para regatear a medida que avancen en la lucha por obtener la aprobación del Congreso.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías.

Normas