Responsabilidad corporativa
Ainhoa Grandes, presidenta de la Fundación Macba, y Antonio Brufau, presidente de Repsol.

Arte para apreciar con las manos

Repsol colabora con el Macba en un proyecto de accesibilidad

El Campus Repsol expone ocho obras de arte adaptadas para ser palpadas

Otra forma de mirar un cuadro, de sentir el arte, es lo que experimentan los visitantes de la sala Tocar el Arte del Macba (Museu d’Art Contemporani de Barcelona). Pinturas y esculturas para posar las manos, para palpar trazos, texturas, formas… pensado para acercar el arte a las personas con discapacidad visual, pero que se ha convertido en una experiencia para todos los públicos.

En 2014 se inauguró la sala Tocar el Arte, donde se mostraban diez recreaciones de obras de la colección permanente del Macba, realizadas por el equipo de conservación y restauración del museo. La iniciativa es parte de un acuerdo de colaboración más amplio entre la Fundación Repsol y el Macba. “La sala es el inicio de un largo y complejo proceso para convertir todo el Macba en un museo plenamente adaptado”, asegura Gonzalo Vázquez Villanueva, subdirector de proyectos institucionales y culturales de la Fundación Repsol.

La iniciativa se apoya en tres ejes: salas accesibles, visitas guiadas adaptadas y creación de materiales informativos adaptados. Para avanzar en este programa de accesibilidad se cuenta con un equipo multidisciplinar, con expertos en arte, profesionales en temas de accesibilidad y representantes del colectivo de personas con discapacidad.

Desde octubre y durante noviembre, ocho de las piezas de la sala Tocar el Arte están expuestas en Campus Repsol, para que los 3.800 empleados que trabajan allí puedan acercarse al arte contemporáneo con otra mirada. Son recreaciones de obras de Antoni Tàpies, Manolo Millares, Jorge Oteiza, Lucio Fontana, Constant, Albert Ràfols-Casamada, Leandre Cristòfol y Joaquín Torres García. “La exposición está teniendo una magnífica acogida”, reconoce Vázquez. “Las obras se encuentran en un espacio de trabajo donde los empleados mantienen reuniones. Al principio provoca sorpresa, pero luego disfrutan de la experiencia de poder saltarse las barreras que tiene el arte, físicas y culturales”, asegura.

“Esta iniciativa responde al compromiso de Fundación Repsol con la integración de las personas con discapacidad en todos los ámbitos de la vida”, señala Vázquez Villanueva. “Por ello llevamos a cabo iniciativas en el ámbito de la cultura, el deporte, la formación y la sensibilización con el objetivo de promover una sociedad inclusiva y diversa que ofrezca igualdad de oportunidades para todos”.

Normas
Entra en EL PAÍS