Broadcom estudia la compra de Qualcomm por 86.146 millones

La operación sería la mayor de la historia en el negocio de los chips

La compañía resultante entraría en el 'top 3' solo por detrás de Intel y Samsung

Entrada a la sede de Qualcomm en San José (California).
Entrada a la sede de Qualcomm en San José (California). AFP

Broadcom estudia la compra del fabricante de procesadores para teléfonos móviles Qualcomm, según revelan diferentes fuentes. La oferta podría superar los 100.000 millones de dólares (86.146 millones de euros), según informan a Bloomberg fuentes conocedoras de la operación, lo que la convertiría en la mayor compra de un fabricante de chips de la historia.

La cotización actual de la Qualcomm está en torno a los 92.000 millones de dólares. La publicación de la noticia provocó que sus acciones se dispararan más de un 19% (la mayor subida intradía desde octubre de 2008) hasta los 62 dólares, mientras que las de Broadcom registraron un alza del 4,7%.

La operación, que podría llevarse a cabo en los próximos días aunque no hay una decisión final tomada según Reuters, sería de 70 dólares por acción (su precio máximo del último año) e incluiría efectivo y acciones.

La adquisición, si finalmente se materializa, llegaría en un momento en el que Qualcomm está en proceso de completar otra compra, la de NXP Semiconductors, por un total de 38.000 millones de dólares. Ni Qualcomm ni Broadcom quisieron hacer declaraciones sobre la cuestión.

El consejero delegado de Broadcom, Hock Tan, ha desempeñado un papel clave en la ola de adquisiciones que envuelve a la industria de los semiconductores, que han sumado 300.000 millones de dólares en los últimos tres años, añadió Bloomberg. Broadcom, que se creó en 2016 cuando Avago Technologies adquirió Broadcom por 37.000 millones, se ha convertido en uno de los fabricantes de chips más grandes de la industria a través de varias compras. Tan ya había manifestado su interés en alcanzar nuevos acuerdos para continuar con la expansión de su compañía, pero como advierte la citada agencia sus movimientos podrían verse frenados por los reguladores estadounidenses.

Broadcom es un importante proveedor de Apple, igual que Qualcomm, aunque esta última, con sede en San Diego, se encuentra inmersa en una dura batalla legal con Apple, que le ha impactado en sus ingresos y también en su cotización. La empresa fusionada se convertiría en el tercer mayor fabricante de chips solo por detrás de Intel y de Samsung.

Normas