Grifols gana el 6,3% más con peso creciente de la actividad en EE UU

El beneficio neto hasta septiembre alcanza los 431,8 millones de euros

Los ingresos en EE UU y Canadá crecen al 12,4% y suponen el 68,2% del total

grifols
Víctor Grifols, presidente de Grifols, durante la junta de accionistas del grupo en San Cugat del Vallés en 2016 Reuters

Grifols ha conseguido un beneficio neto en los nueve primeros meses del año de 431,8 millones de euros, el 6,3% más, en línea con las previsiones. La cifra neta de negocio de la compañía ha aumentado el 10,1%, con ingresos que superan los 3.250 millones de euros, un aumento en el que ha tenido mucho que ver la división de biociencia, en la que se engloba la actividad principal relacionada con el plasma sanguíneo, y el creciente peso de la actividad en Estados Unidos.

El área de biociencia ha generado ventas de 2.598,9 millones de euros, el 11,6% más internaual. “Se mantiene una sólida demanda de los principales productos plasmáticos liderada por los ingresos de inmunoglobulinas, alfa-1 antitripsina y albúmina. Adicionalmente, en el tercer trimestre de 2017, destaca la positiva contribución de las ventas de la vacuna contra el tétanos y la difteria comercializada por Grifols”, explica la compañía en un comunicado.

La actividad en Estados Unidos y Canadá es clave en la mejora de ingresos y beneficios de Grifols, única compañía catalana del Ibex que ha decidido mantener su sede en Cataluña en pleno desafío independentista. El grupo obtiene en EE UU y Canadá el 68,2% de sus ingresos, un peso que se ha acentuado desde el 66,9% de un año antes. Los ingresos de este área geográfica han crecido el 12,4% interanual, hasta los 2.216,8 millones de euros, mientras que las ventas registradas en la Unión Europea crecen el 5% y representan el 15,6% del total del grupo, frente al 16,3% de hace un año.

A consecuencia del aumento de ingresos de Grifols en EE UU, se ha elevado también la tasa impositiva, al 27%, lo que no impide el avance en los beneficios. Para Renta 4, se trata de "unos resultados positivos, donde se muestra la buena tendencia de las dos principales líneas de actividad de la compañía, y con unos márgenes resistentes a pesar de la presión a la baja derivada del proceso de expansión de centros y de los costes extraordinarios derivados de las adquisiciones".

El ebitda ajustado de Grifols aumentó un 16,6% y alcanzó 982,6 millones de euros, que representa un margen del 30,2% de los ingresos. Sin contar los costes no recurrentes de la adquisición de la unidad de diagnóstico transfusional por tecnología NAT de Hologic, a principios de 2017, el ebitda se ha situado en 960,9 millones de euros.

Grifols sigue adelante con el plan de inversiones previsto para abrir nuevos centros, así como para mejorar y ampliar su actual red. El objetivo es contar con 190 centros de donación de plasma a finales de 2017 y con 230 centros en 2019. Actualmente, Grifols es la compañía líder en centros de obtención de plasma con más de 180 centros, explica la compañía.

A finales del tercer trimestre de 2017, la deuda financiera neta se ha situado en 5.244,9 millones de euros, incluyendo 815,1 millones de euros en caja. El ratio de endeudamiento neto de Grifols ha disminuido hasta 3,98 veces el ebitda, frente a las 4,10 veces reportadas en junio de 2017 y las 4,45 veces registradas a cierre del primer trimestre, cuando se completó la adquisición de la participación en la unidad de diagnóstico transfusional por tecnología NAT de Hologic. Se eleva en cambio desde las 3,55 veces de diciembre de 2016. 

Normas