La guerra de opas por Abertis tensiona la deuda de ACS y Atlantia

La rentabilidad de los bonos de Hochtief sube un 80% desde verano

La oferta presentada por Atlantia duplica los tipos de su deuda

Atlantia Ampliar foto

La lucha de ACS y Atlantia para hacerse con Abertis ofrece dudas para los inversores. Pese a que sus acciones se revalorizan en lo que va de año un 15% y un 27% respectivamente, el músculo financiero que deben exhibir para atraer a los accionistas de la concesionaria tensiona sus bonos. Más ante la perspectiva de que según avance el proceso de contraopa estas empresas deban echar el resto y aumentar cada vez más la puja para no perder el tren.

Por el momento la deuda más castigada es la de ACS. Su filial Hochtief (a través de la que precisamente ha lanzado la opa sobre Abertis) emitió 750 millones en bonos en marzo de 2013 con un cupón del 3,8% y vencimiento en 2020.

La rentabilidad de esta deuda marcó en agosto mínimos históricos, en un 0,296%, tras haber obtenido el grado de inversión por las agencias de rating. Los rumores sobre que el grupo pilotado por Florentino Pérez preparaba una oferta sobre Abertis fueron calentando el bono, cuyos tipos se dispararon después de que el 19 de octubre Hochtief pusiese negro sobre blanco su apuesta. Un día después, el tipo llegó al 0,711%. Más del doble de lo exigido tan solo dos meses y medio antes.

En cuanto al precio, que discurre de forma inversamente proporcional a la rentabilidad, marcó el 20 de octubre un mínimo en el 107% del nominal. Ayer cerró ligeramente por encima en el 108%. Y es que la dilación de los tiempos (en el caso de la CNMV tarde en valorar la oferta un tiempo similar al que se tomó con Atlantia no habrá noticias hasta depués de navidad) ha quitado algo de presión a la deuda de ACS. La rentabilidad cerró ayer al 0,44%, en niveles previos a la publicación de la puja.

En cuanto a Atlantia, la presión es más ligera. O, al menos, se ha diluido más en el tiempo. A diferencia de Abertis, la rentabilidad cotiza en terreno negativo frente a los mínimos históricos que marcó el 24 de febrero, en el -0,232%. Se trata de una emisión de 593 millones en bonos con vencimiento en febrero de 2019. El interés está en el 4,5%.

La mayor escalada en la rentabilidad de estos activos de Atlantia tuvo lugar después de haber anunciado su intención de adquirir Abertis, el 19 de abril. Antes de eso, los bonos cotizaban en el -0,134%. En tan solo siete sesiones, la rentabilidad exigida se duplicó hasta el 0,124%. Y después, el 27 de junio, marcó máximos del año en el 0,151%.

La mejora del rating sobre la deuda italiana –S&P lo dejó el viernes en BBB– y la caída en la rentabilidad del bono soberano (experimentó en octubre su mejor mes desde junio de 2015) han llevado de nuevo al de Atlantia a terreno negativo. El tipo, sin embargo, repuntó ayer y cerró en el 0%.

En cuanto a la opada, Abertis, la rentabilidad de su deuda se sitúa en mínimos. La de los 150 millones en bonos con vencimiento en 2021 está en el 0,19% y se recupera de los máximos (0,54%) que marcó tras la oferta de Atlantia. El precio es del 118% del nominal.

La situación en el mercado de renta fija responde a las dudas de los analistas sobre si Hochtief tendrá músculo financiero para mantener mucho más allá la pugna. Atlantia capitaliza 23.120 millones por 9.740 millones de la alemana. Y de los 18.600 millones que ofrece por Abertis, 12.000 corresponden a un crédito con JP Morgan al 1,9%. De hecho, ACS confía en vender tras culminar la opa las participaciones de Abertis en Cellnex o Hispasat con el objetivo de que la deuda de Hochtief conserve el grado de inversión.

Kepler Cheveux, que mantiene el consejo de comprar ACS y de vender Hochtief, asegura que las agencias de rating requerirán al grupo resultante Abertis-Hochtief avanzar en su plan de reducción de deuda. "Esperamos que Hochtief venda activos para liberar a los fondos e invertir en nuevos proyectos", comentan.

Normas