Ejecución presupuestaria

Las cuentas públicas evolucionan bien en mitad de la crisis abierta en Cataluña

Los ingresos por IRPF y Sociedades aumentan y cae la recaudación por IVA

El déficit del Estado baja al 1,46% y las comunidades registran superávit

Los ministros de Hacienda y Empleo, Cristóbal Montoro y Fátima Báñez, en el Senado.
Los ministros de Hacienda y Empleo, Cristóbal Montoro y Fátima Báñez, en el Senado. EFE

En mitad de la crisis política en Cataluña, las cuentas públicas evolucionan positivamente. El incremento de los ingresos y la caída de los gastos permite que el sector público reduzca sus números rojos y se encuentre en una buena posición para cumplir este año el objetivo de déficit, que implica reducir el desfase del 4,3% registrado el ejercicio anterior al 3,1%.

Los datos de ejecución presupuestaria publicados hoy por el Ministerio de Hacienda reflejan que los principales impuestos directos, IRPF y Sociedades, crecen con fuerza. Hasta septiembre, la Agencia Tributaria recaudó 56.713 millones por el impuesto sobre la renta, un 5,8% más. En el caso del impuesto sobre sociedades, el incremento fue del 55% y los ingresos alcanzaron los 8.695 millones. La espectacular subida recaudatoria se debe al impacto de los cambios normativos en los pagos fraccionados y tiene un carácter transitorio. En términos homogéneos, los ingresos por Sociedades aumentan un 7,6%.

El IVA es la nota preocupante para los intereses de Hacienda. Hasta septiembre, el principal impuesto indirecto aportó a las arcas públicas 47.017 millones, un 0,3% menos. Una caída que Hacienda justifica por la entrada en vigor del Suministro Inmediato de Información (SII) y por la aceleración de las devoluciones. Sin embargo, en términos homogéneos, la recaudación aumenta un 0,8%, muy por debajo de previsión presupuestaria. 

Aun así, en conjunto, los ingresos tributarios aumentaron hasta septiembre un 3,1%. Y, en sentido contrario, el gasto público del Estado se redujo un 2,9%. Ello facilitó que la Administración central cerrara septiembre con un déficit del 1,46% del PIB frente al 2,63% registrado en el mismo período del ejercicio anterior. Aun así, el Estado incumplirá con toda seguridad el objetivo de estabilidad, fijado en el 1,1% del PIB. Aun así, confía en que los buenos datos de los ayuntamientos y de las comunidades autónomas permitan paliar el desvío.

En el caso de las autonomías, los últimos datos correspondientes al mes de agosto muestran un superávit inédito de 1.366 millones. En el ejercicio anterior, en las mismas fechas, las comunidades registraron un déficit de 852 millones. Este superávit se tornará en números rojos a medida que se conozcan datos más actualizados, en cualquier caso, el cambio de tendencia es notable.

Normas