Samsung repartirá 22.156 millones en dividendos hasta 2020

La compañía eleva un 245% su beneficio trimestral

Nombra tres nuevos consejeros delegados para saldar su crisis de liderazgo

Varias personas utilizando sus teléfonos junto a un cartel publicitario del Galaxy Note 8 de Samsung.
Varias personas utilizando sus teléfonos junto a un cartel publicitario del Galaxy Note 8 de Samsung.

Samsung Electronics ha anunciado este martes que destinará 25.800 millones de dólares (22 156 millones de euros) al pago de dividendos entre 2018 y 2020. La firma desveló en la presentación de los resultados del tercer trimestre una sustancial mejora de esta remuneración, que subirá un 20% este año y un 100% en el próximo ejercicio. En 2019 y 2020 se mantendrán al nivel de 2018, según aclaró.

El precio de las acciones de Samsung se ha doblado desde principio de 2016, lo que ha validado la confianza de los inversores en la compañía y en sus políticas de retribución al accionista. El año pasado, la empresa se comprometió a destinar el 50% del flujo libre de caja a retribuir al accionista en 2016 y 2017. La compañía mantiene un ratio de payout del 17,8%.

La buena noticia para sus accionistas fue acompañada de unos sólidos resultados de la empresa, que alcanzó en el tercer trimestre un beneficio neto récord de 8.493 millones de euros, un 245% más que en el mismo periodo de 2016, gracias sobre todo a su negocio de componentes (fundamentalmente sus chips de memoria). El beneficio operativo de la surcoreana alcanzó también la cifra récord de 11.118 millones de euros, un 279,4% más, según explicó en un comunicado. El gigante tecnológico supera así el impacto financiero que tuvo la crisis del Galaxy Note 7, retirado del mercado por los problemas de su batería.

La facturación del trimestre también ascendió al máximo histórico de 47.441 millones de euros, un 29,7% más. Según recordó Efe, tanto la ganancia operativa como los ingresos por ventas de la multinacional han estado en línea con las previsiones de la compañía publicadas el pasado 13 de octubre.

La rama de semiconductores, con un margen de beneficio del 50%, volvió a ser la que más brilló en el tercer trimestre, con un beneficio operativo récord de 7.617 millones de euros, lo que supone casi el triple que hace un año gracias a la fuerte demanda y la subida de precios de sus productos. Los chips supusieron un 69% del beneficio operativo de Samsung, la cifra más alta desde hace siete años.

La empresa también explicó que su división de tecnologías de la información y comunicaciones móviles, que abarca teléfonos inteligentes, logró un beneficio operativo de 2.518 millones de euros. 

Reestructuración de la cúpula

En cuanto a los cambios en su cúpula directiva, Samsung anunció el nombramiento de tres nuevos consejeros delegados: Kim Kinam, Kim Hyunsuk y Koh Dongjin, que serán máximos responsables del negocio de componentes, del área de electrónica de consumo y de informática y de la división de dispositivos móviles, respectivamente.

Por primera vez, Samsung ha separado las funciones de presidente del consejo y co-CEO, que hasta ahora estaban en manos de Kwon Oh-hyun, que dimitió inesperadamente de su cargo a mediados de octubre. 

El movimiento quiere poner fin a la crisis de liderazgo que sufre la compañía desde hace meses y que se ha saldado con la detención de su presidente, Lee Jae-yong, condenado a prisión por soborno y otros cargos. Los rumores señalan a Lee Sang-Hoon como nuevo presidente de la corporación. Actualmente, el directivo ocupa el cargo de director financiero de la compañía.

Normas