Rafael Miranda, presidente de Hispania, y Concha Osácar, consejera de la socimi.
Rafael Miranda, presidente de Hispania, y Concha Osácar, consejera de la socimi.

El ‘procés’ frustra la gran operación inmobiliaria del año en España

Swiss Life iba a pagar en torno a 500 millones por los activos de oficinas de Hispania

Temor en el sector al contagio por la inestabilidad política

Primera gran operación inmobiliaria truncada por el procés. Y nada menos que por una cifra que superaría los 500 millones de euros, lo que la hubiera convertido presumiblemente en la gran transacción del año. La socimi Hispania se ha visto obligada a dejar en suspenso el proceso de venta de su cartera de oficinas, que comenzó el pasado mes de marzo y que antes de verano prácticamente tenía cerrada con la aseguradora Swiss Life. El inconveniente final ha sido la incertidumbre actual del mercado generada por el reto independentista en Cataluña.

“A la vista de las actuales circunstancias de incertidumbre en Cataluña, la sociedad ha decidido posponer el proceso de desinversión de activos de la cartera de oficinas hasta el primer trimestre del año 2018”, reconoció este martes la sociedad en un comunicado a la CNMV. Ya en los últimas semanas esta era una opción que se barajaba en el sector.

La firma participada por el inversor George Soros (en un 16,7% del capital) pretendía vender en bloque 24 edificios de oficinas. La empresa inmobiliaria valoraba –en sus cuentas a 30 de junio– el conjunto de estos activos en 585 millones. No ha trascendido el precio que Swiss Life había ofertado (aunque hay algún activo que se quedaba fuera de la transacción, como la sede de Uría Menéndez, ya vendida).

Cinco de estos inmuebles, con un valor calculado en 118 millones, están ubicados en Barcelona, informó Europa Press. La socimi ha optado por dejar en suspenso la venta durante unos meses. La sociedad pretende retomar la venta el año que viene si la coyuntura ha mejorado.

Varias fuentes conocedoras del proceso indican que antes de verano estaba prácticamente cerrado, a falta de algunos flecos, pero que a la vuelta de septiembre Swiss Life no vio con claridad la operación por el conflicto catalán y endureció las condiciones.

Se trata de un golpe muy serio para el sector inmobiliario, según comentan varias fuentes del mercado, ya que Swiss Life tiene un perfil de comprador conservador, que normalmente acude cuando la economía está estabilizada, sustituyendo a otro tipo de inversores, como los fondos oportunistas, que han protagonizado la recuperación del sector en los últimos años.

De hecho, señalan los expertos, puede suponer un efecto contagio y una señal de poca confianza para otros fondos institucionales, de seguros y pensiones internacionales que buscan un marco de estabilidad. Deutsche Bank, Axa o Generali son otros de este tipo de compradores que sí habían apostado por España en los últimos meses. Entre las mayores operaciones del año se encuentra la venta de Madrid Xanadú, adquirido por el operador británico Intu por alrededor de 520 millones.

Hispania colgó el cartel de se vende en su cartera de oficinas en el marco de la estrategia de la inmobiliaria, que tiene el objetivo final de convertirse en una sociedad totalmente hotelera. El proyecto a partir del cual se constituyó la socimi concluirá en el horizonte de 2020, cuando la compañía tiene previsto buscar nuevos accionistas interesados en la plataforma hotelera. Esta sociedad está gestionada externamente por el Grupo Azora, liderado por Concha Osácar y Fernando Gumuzio.

¿Qué es Hispania?

Se trata de una sociedad cotizada de inversión en el mercado inmobiliario, cotizada en el mercado continuo. La gestión externa de la socimi corre a cargo del Grupo Azora, que cobra unos emolumentos por la actividad.

 La empresa dispone de activos inmobiliarios por valor de 2.339 millones de euros. Cuenta con una capitalización bursátil de 1.620 millones. Su cartera suma 39 hoteles, con 11.200 habitaciones, que la sitúan como primera propietaria de estos establecimientos en España.

La socimi también comenzó a inicios de año a vender su cartera de pisos en alquiler con los que cuenta. En este caso, la desinversión a través de venta minorista.

Normas
Entra en EL PAÍS