Uber ofrece mejoras a sus conductores en España en plena batalla con Cabify

Abre un centro físico para darles atención especializada. También a los repartidores de UberEat

Incluye un nuevo sistema de valoración y herramientas que les da mayor flexibilidad

Nuevo centro de atención especializada para conductores y repartidores de Uber, en Madrid.
Nuevo centro de atención especializada para conductores y repartidores de Uber, en Madrid.

Uber sabe de la escasez de licencias VTC que hay en España y de la dura competencia que vive frente a compañías como Cabify para captar conductores que quieran trabajar para su plataforma. Por eso la empresa se ha volcado en aplicar mejoras en su servicio que favorezcan especialmente a los conductores -un colectivo, que según admitieron "han descuidado hasta la fecha"- y a los repartidores de su oferta UberEats, donde la firma libra también una intensa batalla con compañías como Deliveroo. 

Como parte de esta estrategia, la empresa ha inaugurado en Madrid un centro físico de atención especializada en el que conductores y repartidores podrán acudir para resolver las dudas relativas al funcionamiento de su app y mejorar su experiencia de uso. Allí serán atendidos por un equipo de entre 6 y 8 expertos. El centro, denominado Greenlight Club, ya está presente en otras ciudades europeas como Londres, París o Lisboa. 

La compañía presume de ser una de las pocas empresas digitales que habilita un espacio físico para dar apoyo a los proveedores de servicios. “Para nosotros es muy importante estar cerca de los conductores, Son nuestros clientes, igual que los pasajeros. Y nuestro compromiso es ofrecerles la mejor aplicación. Al final, vivimos en un mercado competitivo y si no somos capaces de ir evolucionando la aplicación estaremos fuera del mercado", admitió Ricardo Pabón, director de Marketing de Uber España. Aunque la firma no quiso revelar los conductores que tiene en la actualidad en el país, sí dijo que estos centros solo los abren en los "mercados que ya están maduros" y cuentan con una actividad importante.

Nuevo sistema de valoración 

Además de la nueva instalación, Uber ha introducido en la app del conductor diversas mejoras, como un nuevo sistema de valoración. Así, a partir de ahora, cuando el pasajero puntúe de forma negativa el trayecto y el motivo no esté relacionado con el conductor, dicha puntuación no se computará en su valoración general. De este modo si el pasajero no está satisfecho por ejemplo por un funcionamiento anormal de la app, por el precio del trayecto o por la ruta que Uber ha indicado como mejor, esa puntuación no hará bajar la calificación del conductor.

Otra de las novedades es los conductores dispondrán de un chat interno para comunicarse con los pasajeros en el momento de la recogida. Este sistema no mostrará en ningún caso el teléfono móvil ni de conductor ni del pasajero, que permanecerán anónimos.

También, y con el objetivo de incrementar la seguridad, esta vez de los conductores de Uber, la nueva app ofrece la opción de compartir ubicación, una novedad que también se incluye en la app de UberEATS. De este modo, igual que pueden hacer los pasajeros, los conductores y los repartidores podrán compartir su ubicación con familiares y amigos, que podrán ver a tiempo real dónde se encuentran. Esta opción puede activarse o desactivarse en cualquier momento.

Más flexibilidad

Uber también ha querido dar mayor flexibilidad a los conductores. De este modo, los conductores que por ejemplo tengan una cita en el médico, tengan que ir a recoger a un familiar o quieran desconectarse de la aplicación y volver a casa, podrán establecer la hora y el lugar de destino en el que deben estar. Así, cuando se acerque la hora, solo tendrán peticiones que por tiempo y distancia le permitan llegar a tiempo.

Del mismo modo, la app les avisará cuando el viaje aceptado tenga una duración estimada de más de 45 minutos, de modo que el conductor pueda planificarse mejor y aceptar o no el viaje en función de sus necesidades.

Expansión a otras ciudades españolas

Los responsables de Uber han asegurado hoy que de momento no planean lanzar su servicio en otras ciudades españolas. En concreto, aseguraron que sería "un error estratégico" desembarcar ahora  en Barcelona. Según aclararon, el número de licencias VTC en esa ciudad "no supera el millar", lo que contrasta con una demanda potencial de más de medio millón de clientes. "Se da la particularidad de que en Barcelona hay mucho turismo y se celebran grandes eventos, como el Mobile World Congress o Sonar, y no estamos dispuestos a ofrecer un peor servicio en Barcelona que el que ofrecemos en Madrid, Lisboa, París o Londres". 

Críticas al Gobierno

En respuesta a preguntas de los periodistas sobre el Real Decreto que ultima el Gobierno para regular la actividad de los VTC, la compañía ha criticado la actitud del Ministerio de Fomento, que "no ha mirado lo que están haciendo otros países europeos, donde también se ha regulado o se va a regular el sector pero mirando hacia el futuro y teniendo en cuenta las ventajas medioambientales y de otro tipo que ofrecen servicios como Uber". Según los responsables de Uber, en España, "caminamos hacia atrás", pues el Real Decreto, señalaron, "solo va a recoger las peticiones del sector del taxi".

Normas