¿Cuándo debo empezar y cuánto debo ahorrar para mi jubilación?

La jubilación será, para la mayoría, un periodo que se prolongará más de dos décadas. Teniendo en cuenta que cabe esperar por el efecto de la longevidad y por la estructura del mercado laboral, así como por el efecto de las últimas reformas del sistema de pensiones, que la pensión pública de jubilación se reduzca, prepararnos -no solo financieramente, por supuesto- nos ayudará a disfrutar de esa etapa vital.

Para ello, cuanto antes empecemos, mejor. El tiempo juega siempre en favor del inversor. Vamos a analizar en este artículo el caso de una persona en torno a los 30 años para ver la ventaja que supone ponerse a preparar la jubilación cuando se es joven.

Ana nació en 1982 y en su generación la esperanza de vida al nacer es de 79,26 años de media (en el caso de los hombres nacidos en el mismo año, la esperanza es de 73,18, según los datos del Instituto Nacional de Estadística). Pero estadísticas y expertos apuntan a que un número importante de las personas de esta generación probablemente alcance los 100 años.

Hasta ahora, Ana no ha pensado en la jubilación, estaba mucho más preocupada por la búsqueda de un buen trabajo, por la financiación de la casa o por cuadrar las cuentas de la familia ahora que son uno más. Pero se está empezando a plantear si debería comenzar a ahorrar ya para este objetivo.

Se plantea que le gustaría disfrutar de una renta complementaria a la pensión de la Seguridad Social de 700 euros mensuales entre los 67 años y los 100. Y cree que conseguirá ahorrar 2.400 euros anuales hasta los 45 años, 4.800 euros anuales (el doble) entre los 46 y los 55 años y 8.600 euros anuales desde los 56 hasta los 67 años. Con esto conseguiría un capital de 299.764 euros.

Lo primero que debe tener en cuenta Ana al diseñar su plan es el efecto de la inflación sobre el ahorro: los 700 euros de hoy equivaldrían, actualizados por la inflación, a 1.346 euros dentro de 32 años, momento en el que, en principio, se jubilará Ana (estimando un escenario del 2%, que es el objetivo de Banco Central Europeo).

Para poder tener una renta de 700 euros al mes (adicional a la pensión pública, como decíamos) desde los 67 hasta los 100 años, requiere acumular un capital de 744.552 euros. Así, necesitaría otros 444.787 extra para conseguir su objetivo. Para ello tendría que invertir el dinero en un producto que le proporcionase una rentabilidad media anual del 3,36%. Si Ana no empieza ya a ahorrar y retrasa esta decisión siete años, entonces tendrá que buscar una rentabilidad media del 3,76%.

Al reducir el plazo de acumulación tendrá que ir incrementando la rentabilidad objetivo (y, por tanto, el riesgo) o aumentando el esfuerzo de ahorro. O, plantearse vivir con menos en el futuro o trabajar durante más años. Por eso, el tiempo es fundamental y amplia las opciones a nuestro alcance.

Calcula tu caso personal ¿Qué rentabilidad necesitas para alcanzar tu objetivo de jubilación? Empezar simulación

Normas