Siemens Gamesa revoluciona su equipo directivo para intentar cerrar su crisis

Nombra nuevo director financiero y nuevo responsable de generación marina; ficha a Alberto Alonso Ureba como consejero

La empresa atrasa tres meses la presentación del plan estratégico

Siemens Gamesa
Rosa García, presidenta de Siemens Gamesa.

Grandes cambios en la ejecutiva de Siemens Gamesa tan solo seis meses después de la puesta en marcha del nuevo grupo que integra los negocios eólicos de la multinacional alemana y de la empresa vasca. La corporación renovable ha anunciado el relevo de dos de los cinco directores generales nombrados en abril pasado.El consejo de administración, reunido este viernes bajo la presidencia de Rosa García, ha nombrado a Miguel Ángel López como nuevo responsable del área financiera, en sustitución de Andrew Hall.

Otra novedad es la del director general de eólica marina. El cargo es ahora para Andreas Nauen, que sustituye a Michael Hannibal, también nominado hace tan solo medio año. Tanto Hannibal como Hall abandonan Siemens Gamesa. Y aún hay más. Jürgen Bartl ha sido designado por el consejo como director de asesoría jurídica y secretario general. Su entrada supone la salida de un histórico, José Antonio Cortajarena, hasta este mes director general corporativo, secretario general y secretario del consejo de administración.

Cortajarena, con una década en Gamesa y con una participación muy activa en las negociaciones para la fusión con Siemens, también deja el grupo, tras una trayectoria de una década en "la casa".

De la etapa anterior a la integración con la multinacional de Munich solo quedan dos miembros de la anterior ejecutiva de la compañía con sede en Zamudio (Bizkaia). Ya dejaron la empresa el presidente ejecutivo Ignacio Martín y su "segundo de a bordo", Xabier Etxeberria, que fue director general ejecutivo. Otro que tomó la puerta de salida fue Ignacio Artázcoz, el anterior responsable del departamento financiero y precisamente relevado por Andrew Hall en abril de este año.

Así, de los cuatro directores generales de la etapa anterior solo queda David Mesonero, ahora al frente de área de desarrollo corporativo, estrategia e innovación, y que también pilotó desde Gamesa la integración con Siemens. Junto a Mesonero permanece Félix Zarza, que lidera la división de auditoría interna. Dos siguen, de los seis citados del anterior equipo de alta dirección.

Los cambios también se extendieron al consejo de administración tras la puesta en marcha de Siemens Gamesa. Bajo la presidencia de Rosa García solo han repetido Andoni Cendoya y Carlos Rodríguez Quiroga, consejero y secretario y vocal del consejo, respectivamente. La multinacional alemana aporta la mayoría de los miembros de este órgano de gobierno, como reflejo de su posición mayoritaria en el capital, con el 59% de los títulos. El segundo accionista de referencia es Iberdrola con el 8%.Desde la eléctrica hay preocupación por las convulsiones que vive Siemens Gamesa, que en un mes ha ajustado dos veces a la baja las previsiones de resultados. Iberdrola, con un representante en el consejo, no está detrás de los últimos cambios.

El primer ejecutivo de Siemens Gamesa, el consejero delegado Markus Tacke, lidera un equipo integrado por cinco directores. Ricardo Chocarro, que lleva más de 20 años en Gamesa, ha asumido la gestión de la eólica terrestre, antes en manos de Xabier Etxeberria. Chocarro fue el responsable de las operaciones de la empresa en los mercados de Europa, Oriente Medio y África.

El equipo de alta dirección, tras las incorporaciones de Andreas Nauen y Miguel Ángel López, se completa con Mesonero, director general de Desarrollo Corporativo, Estrategia e Innovación, y con Mark Albenze, que coordina la división de servicios.

Retraso del plan estratégico

Siemens Gamesa, que factura 11.000 millones con 27.000 trabajadores, ha comunicado que ha retrasado tres meses la presentación de su plan estratégico a los inversores. Queda anulada la convocatoria del 15 de noviembre. La nueva cita será a mediados de febrero del próximo año, sin especificar fecha.

Siemens Gamesa rebajó el pasado 13 octubre su previsión de beneficio neto de explotación (ebit) subyacente (antes de la asignación del precio de compra) del ejercicio fiscal de 2017, que finalizó el pasado 30 de septiembre, desde los 900 millones de euros a los 790 millones.

La compañía enmarcó la revisión en las evaluaciones periódicas del valor contable de diversos activos en inventario de filiales de Siemens Gamesa en EEUU y Sudáfrica. Desde el anuncio de la rebaja de la previsión de ebit, las acciones de Siemens Gamesa han sufrido importantes caídas en la Bolsa española. Este viernes, la empresa cayó un 4,33%, siendo la que registró el peor comportamiento del Ibex 35.

Normas