Advent pone a la venta el 45% del gigante de explosivos Maxam

El fondo de capital riesgo tantea una venta privada o una salida a Bolsa

Ficha a Morgan Stanley y parte de una valoración inferior a los 1.500 millones

Camiones de Maxam con componentes de explosivos.
Camiones de Maxam con componentes de explosivos.

El fabricante de explosivos Maxam, fundado por Alfred Nobel en 1872, afrontará en los próximos meses cambios en sus propietarios. El fondo de capital riesgo Advent, que tiene el 45%, ha fichado a Morgan Stanley para la venta de su participación. Un portavoz de Advent declinó hacer comentarios sobre esta información.

La valoración inicial de la compañía es de unos 1.500 millones, como publicó Reuters a última hora del miércoles. Fuentes próximas a la compañía indican que los directivos, que controlan un 55%, no pretenden vender y que el proceso está abierto. “Existe la posibilidad de que se venda a un inversor, a un consorcio o de salir a Bolsa”, señala una fuente conocedora de la operación.

Fuentes financieras indican que ni siquiera se ha elaborado aún el libro de venta y que la operación se plantea como un dual track (la posibilidad de un debut en Bolsa o de la entrada de que entre otro inversor, ya sea financiero o industrial), como publicó el pasado 27 de enero CincoDías. Maxam es la mayor empresa del sector en Europa y la segunda del mundo. Advent entró en su capital en febrero de 2012, tras comprar el 49% a las firmas de capital riesgo Portobello y Vista, que redujo posteriormente hasta el 45%. Entonces, se valoró el 100% de la compañía en unos 900 millones de euros, incluyendo la deuda. Advent, que cumple más cinco años en el capital de Maxam, pagó unos 250 millones de euros por ese porcentaje, sin incluir el pasivo financiero.

Maxam tiene solo un 10% de sus ventas en España. El resto se reparte por todo el planeta. El resto de países de la UE suponen el 38%; África, un 17%; EE UU y Canadá, un 12%, y Latinoamérica, un 9%. El 14% adicional está incluso más fragmentado.

La compañía facturó 1.045 millones de euros en 2016 y logró un ebit de 146 millones de euros con los que cerró 2016. El principal segmento de negocio de la compañía que preside José Fernando Sánchez-Junco Mans es el de explosivos civiles, que representa el 64,5% de la facturación. Esencialmente, se dedica a productos y servicios de voladuras, explotación de canteras y construcción de infraestructuras a nivel mundial.

Normas