Cabina de Telecom Italia en Roma.
Cabina de Telecom Italia en Roma.

La paz Vivendi-Mediaset daría poco a los accionistas de Telecom Italia

Podría haber una colaboración entre la TV de pago de Berlusconi y la teleco controlada por la firma francesa

La lógica estratégica de unir telecomunicaciones, televisión y contenidos es difusa

Los accionistas de Telecom Italia pueden ser los que menos ganen con una tregua entre Vincent Bolloré y Silvio Berlusconi. El presidente de Vivendi está tratando de poner fin a una disputa legal con Mediaset. El plan parece implicar una colaboración entre la TV de pago del grupo de medios y Telecom Italia (TI), ahora controlada por la firma francesa. Eso podría crear nuevos riesgos para los accionistas de la teleco.

Vivendi ha ofrecido compensar a Berlusconi por cancelar un acuerdo de compra su TV de pago, Mediaset Premium. Las partes parecen estar todavía un poco lejos. La oferta de Vivendi incluye un primer tramo de 250 millones. Mediaset pretende obtener al menos 3.000 millones en daños, por un acuerdo que valoró la unidad en unos 700 millones en 2016.

El acuerdo también podría implicar a TI, controlada por Vivendi con un 23,9%. Según Bloomberg, Premium podría formar parte de una joint venture creada recientemente entre TI y Canal Plus, también de Vivendi, en la que esta tiene un 80%. No está claro qué se transferiría exactamente, ni qué precio pagaría TI. Un analista considera que Premium no vale nada.

La lógica estratégica de unir telecomunicaciones, TV y contenidos es difusa. Ofrecer contenido propio puede permitir a una teleco aumentar los precios, o amarrar a los clientes. Sin embargo, también significa invertir mucho en contenidos, como derechos de emisión de fútbol. Los analistas de Credit Suisse consideran que empresas europeas como Orange han destruido valor al hacerlo.

Puede que Italia no sea un caso distinto. Los mercados europeos de contenidos están fragmentados por naciones, y el mercado italiano de la TV de pago es competitivo. Premium, que combate contra Sky (de mayor tamaño), tiene pérdidas desde sus inicios a pesar de poseer derechos del fútbol italiano y europeo. La competencia puede aumentar, ya que hay nuevos rivales con mejores balances, como Amazon.

Incluir a Mediaset en la joint venture puede tener algunas ventajas, como nuevos programas, más potencia de fuego y nuevos suscriptores. Sin embargo, los accionistas de Telecom Italia siguen corriendo el riesgo de terminar con un activo no rentable con perspectivas inciertas.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías.

Normas
Entra en EL PAÍS