Santander se sube a la opa italiana sobre Abertis

Comparte el papel de asesor en exclusiva de Atlantia con Mediobanca y Credit Suisse

La compradora destaca "el liderazgo" de su nuevo fichaje en el mercado español

Santander con el equipo de Atlantia
Ana Botín, presidenta del Santander.

El conglomerado de infraestructuras Atlantia ha sumado un importante aliado español, Banco Santander, en su intento de toma de Abertis. La compañía italiana ha anunciado esta tarde que la entidad que preside Ana Botín se suma a Credit Suisse y Mediobanca en el asesoramiento financiero en exclusiva sobre la opa.

En un comunicado de apenas cinco líneas, Atlantia desvela el fichaje y destaca la posición "de liderazgo" del Santander en el mercado español. La incorporación tiene relevancia en un contexto en que el grupo español ACS trata de conformar una opa competidora.

La oferta de Atlantia, de 16,50 euros por acción, valora Abertis en 16.340 millones. Al margen de este coste, que la italiana afrontaría en efectivo e intercambio de acciones (hasta un máximo del 23% del capital de Abertis), la concesionaria española viaja con otros 16.000 millones de deuda.

Representada por Lazard y JP Morgan, la constructora ACS lleva meses buscando aliados que alivien la carga de la supuesta opa

Representada por Lazard y JP Morgan, la constructora ACS lleva meses buscando aliados que alivien la carga de la supuesta opa. Las llamadas a los grandes fondos especializados en infraestructuras no han dejado de producirse, pero ambos asesores de ACS han obtenido hasta ahora la negativa por respuesta. De hecho, el grupo que preside Florentino Pérez aseguró la semana pasada ante la CNMV que valora distintas opciones, entre ellas realizar la opa a través de la filial germana Hochtief, y que aún no ha sometido la operación al consejo de administración por no tenerla concretada.

Dificultades

Fuentes del mercado explican que Lazard y JP Morgan han diseñado para ACS dos operaciones de difícil ejecución. La primera pasa por una multimillonaria ampliación de capital en Hochtief, a la que no acudiría la matriz española, para cargar a la germana de fondos. ACS se diluiría en el capital por debajo del 50% y de este modo desconsolidaría la descomunal deuda que debería soportar Hochtief. A buen seguro, esta vía encontraría cierta contestación del Gobierno alemán, de los minoritarios de Hochtief y de los potentes sindicatos con representación en la empresa.

El plan B, cuentan las mismas fuentes, consiste en la creación de un vehículo con participación minoritaria de ACS y en el que se daría entrada a inversores institucionales. Es en la tarea de búsqueda de ese capital donde podrían tener un sonoro fracaso los bancos de ACS.

El folleto de la opa de Atlantia espera aún luz verde de la CNMV a pesar de que el consejo del regulador tuvo ayer jueves una reunión y se prefirió aplazar dicha aprobación

El folleto de la opa de Atlantia espera aún luz verde de la CNMV a pesar de que el consejo del regulador tuvo ayer jueves una reunión y se prefirió aplazar dicha aprobación. ACS gana tiempo de este modo, ya que la opa competidora podrá llegar hasta cinco días antes del final del plazo de aceptación de la oferta italiana.

Normas