José Manuel Vargas dimite como primer ejecutivo de Aena “por motivos personales”

El consejo acepta la renuncia del presidente y consejero delegado

También sale del consejo Simón Barceló

aena
José Manuel Vargas, durante una junta de accionistas de Aena

José Manuel Vargas deja el puesto de presidente y consejero delegado de Aena, decisión que tendrá efectos a partir del día 15 de octubre. La renuncia ha sido comunicada por el operador aeroportuario a la CNMV a primera hora de la tarde.

El consejo ha admitido la dimisión de Vargas y también la marcha del empresario hotelero Simón Pedro Barceló. El primer ejecutivo cumplió cinco años al frente de la empresa el pasado mes de enero. Su renuncia se produce "por motivos personales", tal y como ha confirmado el propio Vargas acompañado del ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, en un encuentro con periodistas. Sobre quién será la persona que le sustituya al frente de la compañía, el ministro ha admitido tener decidido el nombre del sucesor, pero reclamó tiempo antes de que sea comunicado oficialmente.

Vargas ha sido protagonista en las últimas semanas a raíz del interés de Aena por entrar en la puja por Abertis, actualmente pendiente de la aprobación de la italiana Atlantia. El presidente, junto con el fondo TCI, que controla el 11% del capital, apadrinó la opción de una opa sobre el operador de autopistas, pero esta fue descartada por el Gobierno a través de Enaire, titular de más de la mitad de las acciones de Aena.

La opa habría forzado a Aena a una ampliación de capital, con lo que Enaire habría perdido su posición de dominio. No obstante, la normativa actual impide que baje del umbral del 51% sin previo paso por el Congreso de los Diputados.

Tanto el ministro como el todavía presidente de la sociedad han explicado que si bien la operación de Abertis tenía todo el sentido económico, lo cierto es que también presentaba numerosos peros que fueron los que finalmente tumbaron la intención de Aena de entrar en el capital de la concesionaria de autopistas.

Entre los inconvenientes, el ministro ha citado el hecho de que fuese un negocio al que no se dedica Aena, lo cual habría conllevado una modificación de sus estatutos. Además, de haber fructificado, ell Estado se habría visto de repente como juez y parte en el conflicto que tiene abierto el Ministerio de Fomento con Abertis por las radiales y la autopista AP-7. Preguntado sobre si ACS seguirá en la puja y qué ocurrirá si no lo hace, ambos optaron por recomendar prudencia y esperar acontecimientos.

Batalla en El Prat

Adicionalmente, el PSOE ya había pedido la cabeza de Vargas a raíz del conflicto registrado este verano en El Prat. Aena tiene subcontratadas las labores del control de seguridad a Eulen, quien aplicó una rebaja salarial a los trabajadores que, a su vez, se declararon en huelga indefinida en plena temporada veraniega. Finalmente, la intervención de la Guardia Civil evitó males mayores en el aeródromo y un árbitro designado por el Gobierno, el presidente del CES Marcos Peña, fijó un aumento salarial para los empleados. Podemos solicitó la apertura de una comisión de investigación.

También este verano los sindicatos de Aena convocaron otra huelga para este mes de septiembre, paralizada tras llegar a un preacuerdo con la empresa. Los trabajadores reclamaban mejoras salariales, una mayor tasa de reposición para la plantilla, avances en materia de conciliación y la extensión del convenio.

Con los dos asuntos resueltos, Vargas saldrá de Aena tras haber dado la vuelta a los números de la compañía y haber mantenido una postura férrea a favor de temas tan polémicos como el avance en la privatización de la compañía pública o la imposibilidad de la empresa de retener talento con una política salarial propia del sector público. Se da por descontado que el presidente de Aena cerrará este mismo año al frente de una empresa: "Tiene proyectos, pero no será en el sector público", aseguran en su entorno.

Sobresaliente trayectoria en Bolsa

Aena salió a Bolsa en 2015, tras un retraso de varios meses, pero protagonizó una de las mejores OPV de los últimos tiempos en España, además de la más voluminosa. Tras conocerse la noticia de la renuncia, Aena caía más del 1% en Bolsa. Desde su OPV sube el 162%.

El ministro agradeció los servicios prestados por Vargas y confirmó que cuando él llegó a Fomento ya le pidió hacer efectiva su salida por dar por finalizada su etapa al frente del gestor aeroportuario. Sin embargo, De la Serna le pidió continuar hasta ahora, algo que ha agradecido ell presidente de Aena en el encuentro con periodistas.

Respecto a los proyectos más importantes que tiene la compañía por delante, ambos altos cargos descartaron que vaya a continuar el proceso de privatización. “No existe el consenso político necesario para llevar adelante una transformación tan importante de la compañía, ni por parte del PSOE, ni siquiera por parte de Ciudadanos”, confirmó el ministro. Vargas lamentó esta situación porque, en su opinión, “tener grandes empresas en los países ayuda mucho”. En este sentido, mostró su deseo de “sacar a las empresas de la política” y se mostró satisfecho con el cambio experimentado por la entidad, sobre la que dijo que “hoy vale 25.000 millones y está en el Ibex 35”.

Por último, José Manuel Vargas se mostró convencido de que la nueva etapa que afronta la compañía debe ser pilotada por un nuevo equipo y aunque eludió concretar qué motivos personales son los que le llevan a presentar su dimisión, lo cierto es que dijo que “no son especialmente graves” y confirmó que cuenta con otros proyectos fuera de la Administración; si bien matizó que la existencia de los mismos no son causa de su renuncia.

En cuanto a las prioridades inmediatas de Aena, el ministro de Fomento citó dos. La primera y más importante es el pleno desarrollo de DORA, el documento por el que se pretende implantar el nuevo marco jurídico de regulación aeroportuaria. Y en segundo lugar citó la presentación de una buena oferta por el aeropuerto de Murcia, que para Aena es muy importante.

Normas