En la semana de mayor tensión institucional desde el 23F, la Bolsa solo cae un 0,12%

El selectivo español recupera los 10.300 puntos

Abertis lidera las subidas del índice y se anota un 2%

Las acereras bajan ante la fortaleza del dólar

Ibex 35
Concentración llevada a cabo desde esta mañana frente al Palacio de Justicia de Barcelona. EFE

El cansancio se apodera de la Bolsa. En un contexto marcado por el incremento de la tensión institucional y política, la mayor en España desde el 23F, a causa en esta ocasión del desafío separatista en Cataluña, los inversores optan por la calma. El Ibex 35, que en las últimas sesiones ha quedado rezagado de los principales índices europeos, concluyó la semana con una caída del 0,12% después de que el viernes el selectivo español repitiera por segunda jornada consecutiva en tablas (0,08%). Este débil comportamiento fue suficiente para recuperar los 10.300. Javier Urones, analista de XTB, afirma que en conforme avanza septiembre crece la sensación de que el Ibex 35 "carece de la fortaleza necesaria para conquistar la cota de los 10.500 puntos" y no descarta que se "vuelva a poner en duda el soporte de los 10.300". "Una vuelta a la normalidad en el plano político ayudaría de sobremanera para comenzar el camino de acercamiento a unos máximos de mayo, que a día de hoy, siguen pareciendo realmente lejanos", apunta.

Si por algo estuvo marcada la semana, más allá del escenario político que se ha abierto en España, fue por la decisión de la Fed de comenzar a reducir su balanceen octubre. Es decir, el banco central estadounidense avanzó en el proceso de normalización monetaria y reiteró su intención de volver a subir los tipos antes de que concluya el año. La noticia tuvo un impacto mayor en el mercado de deuda que en la renta variable.

IBEX 35 9.056,80 -0,18%

El repunte de la rentabilidad de la deuda estadounidense –el bono a dos años se sitúa en máximos de octubre de 2008 mientras la referencia a 10 años continúa por debajo del 2,3%- tuvo su efecto en el resto de Europa. Los inversores procedieron a la venta de bonos el jueves, justo el día después, un movimiento que se vio corregido el viernes después de que el BCE reiterara que todavía es necesaria una política monetaria expansiva para que la inflación subyacente se recupere. Las declaraciones efectuadas por el vicepresidente del BCE, Vítor Constancio, alejan la retirada de los estímulos por parte del BCE. En las próximas semanas y meses, los inversores analizarán con lupa las declaraciones de los responsables de la institución para intentar desentrañar los próximos pasos que dé el banquero italiano. Es de sobra conocida la reticencia de Alemania a las medidas adoptadas por Mario Draghi.

La rentabilidad del bono español a 10 años concluyó estable en el 1,63%. A lo largo de la semana la deuda española ha experimentado un fuerte movimiento, pero pese a ello concluye estable respecto a lo registrado un viernes antes. La prima de riesgo continúa sin apenas cambios en los 118 puntos básicos. Más significativo fue el comportamiento de la deuda experimentado por la deuda portuguesa a 10 años que cierra en el 2,4% frente al 2,8% de una semana antes. Este descenso responde a la decisión de S&P de devolver a su deuda a grado de inversión el pasado día 15 al cierre del mercado.

El resto de índices europeos tampoco encuentran catalizadores. El Dax alemán, que espera a que el domingo se confirme la reelección de Angela Merkel, cierra plano. En los últimos cinco días, el índice germano se anota un 0,6%. El resto de índices mantienen un comportamiento similar. El Cac francés concluyó el viernes con un avance del 0,27%, el FTSE británico se anotó un 0,64%; el Mib italiano un 0,17% y el Euro Stoxx, un 0,05%.

Dentro de la Bolsa española, las cotizadas relacionadas con las materias primas volvieron a sufrir el castigo de la fortaleza del dólar que juega en contra de las materias primas. Así ArcelorMittal lideró el viernes las caídas del selectivo español al ceder un 1,77%. Siemens Gamesa no consigue levantar cabeza y cayó un 1,6% mientras Técnicas Reunidas se dejó un 1,66%.

Las subidas estuvieron encabezadas por Abertis, que se anotó un 2%. A la empresa le han salido varios pretendientes después de que Atlantia lanzara una opa. Pero el interés estratégico es tal que ACS todavía parece no estar dispuesta a retirarse de la puja. Al cierre del mercado la compañía que preside Florentino Pérez remitió una nota a la CNMV en la reafirmaba que continúa estudiando una eventual adquisición. A la compañía de autopistas le acompañaron Meliá (1,2%), Mapfre (0,85%) y las entidades Santander (0,81%) y CaixaBank (0,66%).

El Brent, que en la semana avanza un 2%, supera los máximos de abril y se encamina a revalidar los máximos del año por las mejora de las expectativas de reducción de la sobreoferta y el fuerte grado de cumplimiento del acuerdo de recorte de la producción adoptado por la OPEP.

Normas