El alza de Atlantia en Bolsa cuestiona la posición de La Caixa en el grupo fusionado con Abertis

El canje valora el grupo español a 18,76 euros por acción con una prima del 10%; el efectivo, a 16,5

Criteria corre el riesgo de retener solo el 4% del grupo

Atlantia Ampliar foto

La operación diseñada por Atlantia para absorber Abertis y crear el gigante europeo de las autopistas con más de 14.000 kilómetros y presencia en 15 países afronta un problema. La subida en Bolsa de la compañía italiana ha desajustado los planes iniciales, que habían procurado el mejor acomodo para La Caixa en el nuevo grupo.

Con todo, un portavoz de Criteria, el holding a través del que la entidad catalana controla su participación en Abertis, señala que todavía no se ha tomado una decisión al respecto: “Se hará cuando la operación haya sido aprobado por la CNMV, esperamos que a mediados del mes de octubre”.

La Caixa, que controla el 22,25% de Abertis, tenía un diseñado un traje a medida en la operación. La oferta en acciones y en efectivo de Atlantia le permite de entrada mantener en torno al 16% del capital del grupo resultante de la fusión y contar con tres consejeros en él.

La Caixa tendría un 15,7% de la fusionada Abertis-Atlantia, siempre y cuando solo una mínima parte de los 70.000 accionistas de Abertis optara por el pago mixto o exclusivamente en títulos de Abertis. Pero el quid está en que ahora es mucho más atractivo optar por las acciones del nuevo grupo.

ABERTIS 18,36 0,00%
CAIXABANK 4,17 -0,55%

Cellnex, una pieza clave en la operación

  • Abertis controla el 34% del gestor de torres de telefonía después de que este saliera a Bolsa a Bolsa en mayo de 2015 valorado a 14 euros por acción. Ayer, Cellnex cerró a 18,98 euros y se revaloriza un 36% desde el precio de referencia del debut. El pasado 11 de septiembre marcó un máximo histórico a 19,67 euros por título. Ese porcentaje en manos del grupo de autopisas, valorado actualmente en unos 1.300 millones de euros, es clave en la operación sobre Abertis.
  • Atlantia tendría que rebajar el porcentaje que tiene Abertis en Cellnex por debajo del 30%. Si se queda por encima tendría obligada a lanzar una opa, según la actual normativa de opas. Pero fuentes conocedoras de las negociaciones indican que no existe ningún interés por parte de Atlantia en desinvertir totalmente. El grupo italiano se mantendría con una participación que oscilaría entre el 15% y el 20%. El escenario en una eventual oferta planteada por ACS sería diferente. El mercado da por hecho que el grupo constructor y de servicios haría caja de manera inmediata con el 34% que tiene Abertis en Cellnex. Así abarataría de forma extraordinaria el coste de la operación.

“A menos de que cambien las condiciones, el porcentaje en manos del grupo catalán será claramente inferior, puesto que una parte de los accionistas de Abertis se decantará por la contraprestación en acciones”, señala una fuente conocedora de las entrañas de la operación. Esta situación abre la puerta de par en par a reconsiderar la estructura de la operación e incluso a subir el precio en efectivo, indican fuentes financieras. Atlantia, que también prevé la aprobación de la opa por la CNMV el próximo mes de octubre, estableció que hasta el 23% del pago a los accionistas de Abertis se haría con títulos propios de nueva emisión. Así, dueños de un máximo 230 millones de títulos del grupo español tienen acceso al capital del eventual gigante de las autopistas.

La participación de La Caixa en Abertis, casualmente, casi calca ese importe máximo, pues tiene en cartera unos 220 millones de acciones de la compañía que preside Salvador Alemany.

Pero la escalada en Bolsa de Atlantia, que el pasado 19 de septiembre marcó su máximo histórico a 27,5 euros por acción, supone curiosamente un contratiempo para la posición de La Caixa en la eventual nueva compañía. El grupo italiano ofrece 16,5 euros en efectivo, que se han quedado desde mediados de julio por debajo de la cotización de la compañía española. Ayer, Abertis concluyó a 17,03 euros por acción.

El mercado da una alta probabilidad a que se produzca una mejora de precio o una contraopa. ACS está buscando un aliado para contraatacar, si bien fuentes financieras advierten que su potencia de fuego es muy inferior a la del grupo italiano. Esta cuenta con la bendición de Mediobanca, un sustento de cara a la financiación, y con el soporte de la familia Benetton, que controla el 30,6% de Atlantia, y del fondo soberano de Singapur (GIC), que tiene un 8,2%.

La buena noticia para los accionistas de Abertis es que la subida de Atlantia ha hecho extremadamente atractiva la oferta en acciones en lugar del efectivo: la italiana ofrece 0,697 títulos propios por cada uno de Abertis. Al cierre de ayer, esta contraprestación está tasada en 18,76 euros. La prima respecto al precio al que cerró Abertis es del 10,2%.

Cierto es que la oferta en acciones cuenta con varias contraindicaciones. El gran problema es que el dueño se quedará sin liquidez hasta el 15 de febrero de 2019. Las acciones de Atlantia que se entregarán a los accionistas de Abertis son “especiales”. Aunque tendrán derecho a los dividendos, no se podrán vender hasta dentro de más de un año; ni siquiera cotizarán en Bolsa. Los inversores que acudan al canje quedarán atrapados y estarán condicionados por la cotización de la compañía italiana.

En el caso extremo, y en la práctica imposible, de que todos los accionistas quieran el pago en acciones, el porcentaje que se entregará a los accionistas de Abertis será del 23% en títulos de Atlantia y el 77% restante en efectivo. Esto dejaría a La Caixa con aproximadamente un 3,6% del grupo resultante. Si la mayoría prefiere el efectivo y dueños con títulos de Abertis con menos de 230 millones quieren el pago completamente en títulos, se les pagará todo con acciones de Atlantia. Este era el escenario inicial que barajaban los ideólogos de la operación y que hubiera dado una gran participación a La Caixa. 

La situación y el interés mostrado por ACS hacen que una eventual mejora de la opa en efectivo de la compañía italiana cobre fuerza

Normas