120 empresas piden a May tres años de rodaje para hacer frente al brexit

La patronal de la industria británica ve indispensable un periodo de transitoriedad para garantizar empleo e e inversión en las empresas

Dragados, filial de ACS, entre los firmantes de la carta al Gobierno británico

120 empresas piden a May tres años de rodaje para hacer frente al brexit
Getty Images

La Confederación de la Industria Británica (CBI), que aglutina a 120 empresas europeas como Dragados (filial de ACS en Reino Unido), BT, CBRE, Engie, Johnson & Johnson o Smurfit Kappa, han solicitado al negociadorde la UE del Brexit, Michel Barnier, y al ministro británico del Brexit, David Davis, la firma de un acuerdo de transitoriedad de tres años post-brexit para asegurar el equilibrio económico, fundamentalmente en lo que respecta a empleo e inversión.

A través de una carta abierta, la CBI insiste en la necesidad de avanzar en las negociaciones para la salida de Reino Unido de la UE, pero advierte del impacto que cualquier decisión puede tener sobre la inversión y el empleo.

En este sentido, la CBI propone que, a través de un acuerdo, se aplique un periodo transitorio post-brexit de, al menos tres años, para que las empresas se adapten y mantener así el equilibrio en la economía. “Las empresas, tanto en Reino Unido como en toda Europa son claras: poder tener un periodo de transición durante tres años tras el Brexit que evite acercarse al borde de un acantilado es crítico para nuestra prosperidad colectiva”, señaló la organización empresarial.

Así, las empresas urgen a ambas partes a ser “pragmáticas” y a ejecutar la siguiente fase de negociaciones antes de que finalice el año, con el fin de poder alcanzar un acuerdo comercial antes de que el ‘divorcio’ de Reino Unido se haga efectivo en marzo de 2019. Las empresas de la CBI, por su parte, se comprometen a asegurar una nueva economía basada en los principios del libre mercado.

La próxima ronda de contactos entre ambas partes se iniciará a partir del 25 de septiembre. No obstante, desde Bruselas ya han advertido de que solo se podrá pasar a hablar sobre la futura relación económica y comercial de Reino Unido cuando se aclaren los asuntos relacionados con la factura que deberá pagar Londres debido a los compromisos que mantenía con la UE o sobre el futuro de los ciudadanos europeos que viven en Reino Unido y viceversa.

Carney y la inflación

Por otra parte, el gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, sostuvo este lunes que “probablemente” deberán elevarse los tipos de interés en un futuro próximo ante el alza prevista de la inflación, consecuencia de las negociaciones de cara a la salida del Reino Unido de la UE,
Carney explicó en una conferencia en el FMI, en Washington, que así como el proceso de globalización había presionado a la baja los precios, la separación de la UE provocará un aumento de la inflación, informa Efe. “En general, los efectos de la desintegración del brexit se puede prever que sean inflacionarios”, aseguró el banquero central en conversación con la directora gerente del Fondo, Christine Lagarde.

Normas