Reguladores

El Gobierno propone dos nuevos consejeros para la CNMC

Por imposición del Supremo, entran Lorenzo y Ormaetxea, de la antigua CMT

El director de Competencia, Antonio Maudes, presenta su renuncia

Relevos en la CNMC
Sede de la CNMC.

El Consejo de Ministros ha aprobado un acuerdo por el que se comunica al Congreso de los Diputados la propuesta de nombramiento de Xabier Ormaetxea y Bernardo Lorenzo como consejeros de la CNMC. Ambos eran vocal y presidente de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), respectivamente, cuando el Gobierno decidió eliminar en 2013 los antiguos organismos reguladores (además de este, la CNE o Competencia) para integrar sus funciones en la CNMC.

Lorenzo y Ormaetxea recurrieron ante el Tribunal Supremo el cese anticipado de sus mandatos, recursos que ganaron después de que el Alto Tribunal pidiese opinión al Tribunal de la UE. Se trata, por tanto, de dos nombramientos en ejecución de sentencia y quedaría un tercero, cuya propuesta podría aprobarse el próximo Consejo de Ministros.

Estos tres nuevos consejeros sustituirán a otros tantos a los que se les ha acabado el mandato: Idoia Zenarruzabeitia, nombrada a propuesta del PNV; Josep María Guinart, por la antigua CiU, y Fernando Torremocha, por el Partido Popular. No se descarta que Guinart, único catalán del consejo, sea renovado, por ser del agrado del presidente, José María Marín, y del ministro de Economía, Luis de Guindos, en cuyo departamento recae proponer los nombramientos.

El pasado junio, se procedió a otras dos designaciones: la de Mariano Bacigalupo, a propuesta del PSOE y la de Pilar Canedo, en representación de Ciudadanos (ambos sustiyeron a Eduardo Matilla y Diego Rodríguez), así como a la renovación de María Ortiz, por el PP. De esta manera, Podemos, tercera formación política del Congreso, se quedaría fuera de un polémico organismo, que, según promesa del Gobierno, será dividido en dos (Compencia y Supervisión).

El organismo ha sufrido la anulación por la Audiencia de dos multas: a Repsol y Telefónica

En su corta existencia, y pese a su carácter monocolor (8 de sus 10 miembroseran del PP) la CNMC ha protagonizado un sonoro cisma, entre los partidarios de su presidente y el de la vicepresidenta, María Fernández, y en el que había jugado un papel principal el director de Promoción de la Competencia, Antonio Maudes, mano derecha de Marín.

Precisamente, y para sorpresa de todos, este presentó su renuncia el pasado viernes. Algunos la ligan al `proceso de cambio de la institución, pero también al bochorno por los fallos de la Audiencia Nacional anulando dos importantes multas a Repsol y Telefónica.

Maudes fue recusado el año pasado por la mayoría del pleno de la CNMC, que pidió su dimisión e intentó lograr un acuerdo para llevar el caso a la Abogacía del Estado, a lo que se negó el presidente.

El director de Promoción de la Competencia saltó a los titulares por publicar un informe sobre economía colaborativa (informe Uber) que no había sido aprobado por el consejo, lo que incendió la situación. Previamente, había realizado informes sobre las órdenes de peajes del gas y la electricidad paralelos a los aprobados por la Sala de Supervisión.

Normas