Sacyr gana 60 millones, un 6,3% menos sin extraordinarios

Eleva un 15,7% su ebitda, hasta los 191 millones por un mayor control de costes

Crecen todos los negocios salvo el de construcción, afectado por la crisis local del sector

El resultado neto sube un 36% en términos comparables

Sacyr Ampliar foto

Sacyr ha visto caer su beneficio un 6,3%, hasta los 60 millones al cierre del primer semestre. Pero consolida la vuelta al resultado positivo tras los severos saneamientos de años atrás y ha lucido esta mañana un crecimiento de doble dígito en el ebitda, que marca 191 millones de euros tras un avance del 15,7%. La empresa lo atribuye al buen comportamiento de los negocios, con excepción del área de Construcción, y a una estrategia con foco en el control de costes, gestión de riesgos y generación de caja.

En la primera mitad del año Servicios ha mejorado un 24,5% su resultado bruto de explotación; el área Industrial ha mejorado el del año pasado en un 29,8%; el ebitda de Concesiones sube un 12%, y el de Construcción sigue cayendo en picado, un 19,8% respecto al ebitda del primer semestre de 2015 "debido a la desaceleración de la actividad en España y a la filial portuguesa, Somague", ha explicado la empresa a través de un comunicado.

La facturación de Sacyr se eleva a 1.523 millones, con un alza del 7,7%, y el beneficio neto marca los citados 60 millones. Esta última cifra merma en comparación con el mismo periodo de 2016 porque entonces se incluyeron resultados extraordinarios por 20 millones procedentes de diversas ventas de activos. En términos comparables, el resultado neto sube un 36%.

El margen bruto de explotación del grupo sube ocho décimas, hasta el 12,5%.

El margen bruto de explotación del grupo que preside Manuel Manrique sube ocho décimas, hasta el 12,5%. La empresa ha destacado en su presentación a la CNMV que el 57% de la cifra de negocios y el 61% de la cartera ya son internacionales. La reserva de contratos asciende a 30.165 millones, un 16% más alta que en el cierre del pasado ejercicio.

El grupo de infraestructuras y servicios viene de adjudicarse las Rutas 2 y 7 de Paraguay, la concesión del corredor Cúcuta-Pamplona en Colombia y la ampliación de redes eléctricas en Chile. Ya cerrado el semestre ha ganado su primera concesión en régimen público-privado de una carretera en México.

La deuda de Sacyr baja a 2.986 millones, un 20% menos que seis meses atrás. Este recorte se produce por la culminación de la estrategia de eliminación de los riesgos asociados a la participación en Repsol, a través de una operación derivados sobre 72,7 millones de acciones de Repsol (60% de la participación de Sacyr). Con esta operación se completó el proceso iniciado en la segunda mitad de 2016 al contratar dos operaciones de derivados sobre el 40% de la participación en Repsol. Con ello, la deuda de Sacyr ha bajado 769 millones al tiempo que se han liberado las garantías que la constructora aportaba a la banca por el préstamo.

Normas