El Banco de España da por perdidos 40.000 millones de las ayudas a las cajas

El supervisor calcula que solo llegaran a recuperarse 14.275 millones, el 26% del total

La única baza para recuperar dinero es la venta de Bankia y de BMN

banco de españa
Fachada del Banco de España, en la Plaza de Cibeles de Madrid.

Pasa el tiempo y la recuperación de las ayudas públicas que el Estado inyectó en el sistema financiero español, y más en concreto en las cajas de ahorros, durante la crisis financiera (desde 2009) se ha convertido en casi misión imposible.

El contribuyente solo recuperará una pequeña parte de lo que aportó a las cajas. El Banco de España cifra en 14.275 millones de euros el importe que puede retornar a las arcas públicas. Esta suma supone el 26,2% del total de ayudas concedidas desde 2009, y que ascendieron a 54.353 millones de euros, aportados por el FROB. Da por perdidos así más de 40.000 millones, cifra que coincide con la que avanzó en el Congreso en abril de 2015 el entonces subgobernador y presidente del FROB, Fernando Restoy.

Las previsiones de recuperación incluyen la futura venta de Bankia y BMN, entidades en las que el FROB controla alrededor del 65%y que están en proceso de fusión. De esta operación y posterior privatización se espera que se recuperen 9.798 millones (según el valor que les da el FROB), el 40% de las ayudas inyectadas en ambas entidades, y que ascendió a unos 24.000 millones. En la actualidad la capitalización de Bankia (su matriz BFA no cotiza) asciende a 12.700 millones de euros.

De momento, las ayudas recuperadas solo suman 3.873 millones de euros, 1.187 millones más que los contabilizados hace un año. De ellos, 977 millones fueron devueltos por CaixaBank en 2013 procedentes de las ayudas recibidas por Banca Cívica; 800 millones de una emisión de 2010 de cuotas participativas de Cajasur; 782 millones por la venta de su participación en Catalunya Caixa (CX); 783 millones por venta de la participación en NCG; 407 millones amortizados anticipadamente por Ibercaja Banco de una emisión de cocos realizada por Caja3, y 124 millones amortizados antes por Liberbank.

A ello habría que sumar ahora los 604 millones de cocos que acaba de devolver Unicaja inyectados en 2014 en su filial Ceiss. A estas ayudas hay que sumar también las facilitadas por el propio sector financiero concedidas a través del Fondo de Garantía de Depósitos en Entidades de Crédito (FGDEC), que se elevan a 21.604 millones de euros, entre inyecciones de capital, deterioros por los esquemas de protección de activos (EPA), otras garantías concedidas en las subastas y aportaciones al FROB.

El fondo de garantía tuvo que adquirir las acciones no cotizadas de entidades controladas por el FROB como la gallega NCG y CX, que la gran mayoría de clientes de estas entidades habían recibido tras la conversión de las preferentes que habían suscrito en acciones (capital) para que tuvieran liquidez. En total, 1.803 millones de euros. El FGDEC ha vendido todas estas acciones y ha recibido por ellas 673 millones.

El Estado también concedió avales a los compradores de las cajas subastadas en EPA por 883 millones de euros.

Normas