El mercado augura una subida de los precios eléctricos este invierno

Los futuros de la electricidad de 2018 se sitúan en 46 euros MWh

Temor a un otoño seco y a nuevos problemas con las nucleares francesas

Precio de la luz Ampliar foto

El acopio de gas natural que las empresas hacen en invierno con vistas al verano ha hecho que los precios del mercado mayorista (pool) de la electricidad no se hayan disparado tanto como en enero. Los meses de invierno y los de verano son los de mayor consumo energético del año debido al frío (calefacciones) y el calor (aire acondicionado).

No obstante, como recuerdan en la Asociación de Consumidores de Electricidad (ACE) agosto “no ha dado un respiro” y ha cerrado a 47,46 euros MWh. La cotización cada hora del mercado mayorista es la que se aplica a los usuarios domésticos acogido al PVPC (Precio de Venta al Pequeño Consumidor).

Este verano se ha registrado un record de importaciones, con las centrales nucleares funcionando al 100%, la eólica “en niveles aceptables”, pero con fuerte caída de las reservas hidráulicas, un mercado que, en opinion de ACE, “se está manteniendo artificalmente alto”. En este punto, hay que tener en cuenta la subida de los precios internacionales del carbón y los derechos de emisión de CO2.

La preocupación, no obstante, se centra en el próximo invierno a la vista del incremento de los mercados de futuros eléctricos, que se han pasado de los 44 euros MWh en que cotizaban a principios de verano a los 46 euros MWh de ahora, lo que condicionará la revisión de los contratos en el mercado libre del próximo año. Un dato de la escasa confianza en que el otoño pueda resultar lluvioso y de los errores graves en las proyecciones que los expertos habían hecho para este año

Además, en las últimas semanas ha habido noticias intermitentes apuntando a nuevos problemas en el funcionamiento del parque nuclear francés el próximo invierno. Si la historia del invierno pasado se repite, los precios podrían dispararse.

Enero cerró con una media 71,49 euros MWh, lo que supuso un incremento del 95,7% respecto al mismo mes del año pasado, en que se habían registrado precios inusualmente bajos. También sobre la media de los tres años anteriores la , la subida ha sido significativa, de otro 76,2%.

La ola polar que se registró ese mes hizo subir el consumo un 7,4% y se disparó el consumo de gas (el combustible más caro) para generación eléctrica, lo que marcó la evolución del pool. Todo ello unido a la falta de lluvias, algunos problemas técnicos en el suministro de gas con Argelia, y las paradas programadas de varias centrales nucleares francesas, derivaron en un cóctel cuya sombra vuelve a planear en el mercado.

 

Normas