El nuevo intento de fusión de Aveva y Schneider premia la paciencia

Tras dos intentos fallidos, las dos compañías reanudan la unión de sus negocios de software industrial

Schneider Electric

Reiniciar un ordenador bloqueado es el truco más antiguo de los libros de informática. El grupo francés Schneider Electric y el fabricante de software británico Aveva mostraron ayer que esta solución a veces funciona con las fusiones y adquisiciones. Tras dos intentos fallidos, las dos compañías reanudan la unión de sus negocios de software industrial.

El software de diseño 3D de Aveva encaja bien con el portafolio de software de Schneider que puede simular y gestionar procesos industriales complejos. Los términos de la fusión son complicados, pero también son atractivos financieramente.

Schneider incorporará su negocio de software industrial en Aveva. A cambio, recibirá acciones por valor de 1.700 millones de libras en el nuevo grupo, donde tendrá una participación del 60%. La compañía francesa abonará además 550 millones de libras en efectivo a los británicos.

Teniendo en cuenta el valor de Aveva en el mercado, 1.230 millones de libras, este efectivo representa una prima del 45%, más del doble del sobreprecio que Siemens pagó por Mentor Graphics en noviembre. La posible reducción de costes que permitirá aún no se ha desvelado, pero es poco probable que justifique esta prima. Los analistas estiman unas sinergias de costes anuales de alrededor de 20 millones de libras. La participación de Schneider valdría más de 90 millones de libras.

El acuerdo da al presidente y CEO de Schneider, Jean-Pascal Tricoire, la oportunidad de separar su ágil negocio de software del torpe conglomerado industrial, que cotiza a 10,5 veces el ebitda del próximo año. La unidad de software de la empresa francesa genera más de 90 millones de libras del ebitda anual. Si el grupo resultante cotiza al mismo múltiplo que ahora (17,9 veces el ebitda), se crearán más de 650 millones de libras en valor adicionales.

Lo mejor de todo es que los fallos que acabaron con el acuerdo en el pasado se han resuelto. Por ejemplo, la unidad de software de Schneider ha sido separada del resto de la compañía. Después del segundo reinicio, la fusión tiene opciones de pasar del mundo virtual al real.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción es responsabilidad de CincoDías.

Normas