Juguetes

Lego despedirá a 1.400 empleados, el 8% de su plantilla

Tras una década de crecimiento, la juguetera plantea reorganizarse

Los recortes se realizarán este año, la mayor parte en su sede danesa

Una empleada coloca piezas de Lego en los estantes de una tienda
Una empleada coloca piezas de Lego en los estantes de una tienda EFE

El fabricante danés de juguetes Lego anunció hoy que despedirá a 1.400 empleados, un 8 % de su plantilla, para reorganizar la compañía tras registrar en el primer semestre una caída en su facturación y en sus ganancias.

Lego, cuyas ventas y beneficio neto cayeron un 5 % y un 3 % interanual, respectivamente, pretende que la mayor parte de las bajas se efectúen antes de final de año.

Más de un tercio de los despidos, entre 500 y 600 empleados, afectarán a Dinamarca, donde se encuentran 4.500 de los 18.000 trabajadores de la juguetera.

La compañía resaltó en un comunicado que en los últimos cinco años ha construido una organización más compleja para sostener un crecimiento global de dos cifras y que es necesario simplificar su estructura para mantener la tendencia.

"Significa que construiremos una organización más pequeña y más sencilla que la que tenemos hoy, lo que simplificará nuestro modelo de negocio y nos permitirá llegar a más niños", señaló el presidente del consejo de administración, Jørgen Vig Knudstorp.

Estas cifras resultan decepcionantes, especialmente para sus mercados más fuertes, como son EEUU y Europa, donde llevan una década creciendo por encima del 10% anual gracias al lanzamiento de nuevos y llamativos sets y escenarios de piezas, videojuegos, franquicias para películas cinematográficas e incluso, aplicaciones para el móvil.

Sin embargo, la caída de las ventas de los artículos relacionados con la saga Star Wars ha complicado el objetivo de crecer en Asia, una de sus principales metas de cara a los próximos años.

Según ha explicado el grupo en un comunicado, en los últimos cinco años, “Lego se ha convertido en una organización muy compleja que hace que cada vez resulte más difícil crecer”. De hecho, la danesa aseguró que no se puede “comprometer a retornar al crecimiento en los ingresos hasta dentro de dos años”..

Y esto pese a haber sido considerada una empresa potente por su adaptación al mundo digital y por su capacidad de adquirir rentables franquicias como Star Wars, Harry Potter o Minecraft. Knudstorp, sin embargo, señaló que ahora el objetivo es “simplificar el modelo de negocio”. 

Los despidos se realizarán en su mayoría antes de finales de 2017. De los 1.400 empleos, unos 600 despidos se producirán en Billund (Dinamarca), donde está la sede central de Lego. La compañía tiene una plantilla actualmente de 18.200 personas. “Tras esquivar la quiebra, hemos vivido una década de un crecimiento muy fuerte y, durante estos años, hemos invertido mucho.

Pero desgraciadamente, toda esta inversión no nos ha garantizado un retorno a la altura de las expectativas”, señaló el presidente. Entre 2012 y 2016, Lego ha creado unos 7.000 empleos en todo el mundo.

“Lamentamos mucho tener que realizar estos cambios. Nuestros trabajadores ponen mucha pasión en su trabajo diario y estamos profundamente agradecidos por eso”, explicó Knudstorp, pero añadió que “desafortunadamente, es esencial para Lego tomar esta decisión tan complicada”.

Normas