Telefónica reduce un 7,2% el gasto en I+D en el primer semestre

Las partidas superan los 438 millones de euros hasta junio

La teleco sigue con su estrategia de control de costes para reducir deuda

telefonica
Sede de Telefónica.

Telefónica registró un gasto total en investigación y desarrollo (I+D) de 438 millones de euros durante el primer semestre del año, cifra que supone un descenso del 7,2% con respecto a los 472 millones registrados durante el mismo periodo del ejercicio anterior.

Este gasto representó el 1,7% de los ingresos consolidados del grupo en el primer semestre, frente al 1,9% registrado entre enero y junio del año 2016, según indica la compañía en su informe financiero correspondiente al primer semestre del ejercicio.

Este descenso se encuadra en la estrategia puesta en marcha por la operadora española para controlar los gastos y afrontar sus planes de reducción de deuda a través de la vía orgánica. Una política que la empresa está aplicando en distintas divisiones. Así, a final de junio, la teleco redujo la deuda financiera neta en 279 millones con respecto a marzo, hasta 48.487 millones.

En el ejercicio de 2016, Telefónica destinó a I+D un gasto total de 906 millones de euros, un 14,1% menos que en el ejercicio anterior. La cifra representaba el 1,7% de los ingresos consolidados del grupo. Pese a este descenso, Telefónica se mantenía como la primera operadora europea y la principal compañía española en inversiones en I+D, incluyendo el registro de nuevas patentes tecnológicas (27 durante 2016).

De hecho, la operadora ha registrado máximos históricos en las inversiones en este ámbito en los últimos años. Telefónica había alcanzado en 2014 un máximo histórico en sus partidas de I+D, al superar los 1.021 millones de euros. En 2015, los gastos en esta área prácticamente se mantuvieron, al alcanzar los 1.012 millones.

En cualquier caso, habrá que esperar al cierre del segundo semestre para conocer la evolución global. Y es que hay proyectos de distintos departamentos que se pueden poner en marcha en este periodo, y que no se han contabilizado en el primer semestre.

La compañía, al mismo tiempo, ha podido reducir las cuantías de los contratos con otros proveedores, si bien los proyectos continúan en marcha.

Telefónica, según explica en su informe financiero correspondiente al primer semestre, destaca que ha seguido apostando, tanto en España como en Latinoamérica, por las redes de fibra (FTTx) que permiten ofrecer accesos de banda ancha sobre fibra óptica con altas prestaciones, entre las que figuran el acceso a internet a 300 Mbps servicios de televisión de alta definición. Precisamente, en el caso del mercado español, una de las apuestas principales del grupo es el desarrollo de la televisión 4K.

La teleco centra sus actividades en I+D en las comunicaciones interpersonales bajo el paraguas del smartphone, el big data, la cuarta plataforma, los servicios de vídeo y multimedia, el cloud computing, la ciberseguridad y el internet de las cosas, entre otras áreas.

En términos internos de organización, Telefónica ha afrontado distintos movimientos en las últimas semanas. La teleco aprobó la integración de Telefónica Open Future, brazo encargado de impulsar la innovación externa con la inversión en startups, en el área de Innovación, que está dirigida por Gonzalo Martín-Villa. Open Future incluye diferentes iniciativas como Think Big, Talentum Startups, Crowdworking, Wayra, Telefónica Ventures, los fondos de inversión de Amérigo y CIP Telefónica. El objetivo es impulsar la creación de ecosistemas abiertos de innovación.

En 2016, la empresa había llevado a cabo una reorganización de estas actividades al crear una gran división de innovación, que englobaba el desarrollo de innovaciones en redes, de productos, TokBox y Telefónica Innovación Alpha.

Fuerte apuesta por la cuarta plataforma

La operadora española tiene en marcha proyectos ambiciosos en el mundo de la innovación, entre los que figura el desarrollo de la denominada cuarta plataforma, bautizada como Aura. Con esta apuesta, basada en la aplicación de capacidades cognitivas e inteligencia artificial, la teleco busca revolucionar la relación con sus clientes. Según destacó la empresa, los usuarios podrán gestionar su experiencia digital con la compañía, y controlar todos los datos generados en su relación con la compañía.

Otro de los proyectos lanzados por Telefónica este año es la creación del Open Lab para la tecnología en la banda ancha del internet de las cosas (NB-IoT), cuyo objetivo principal es impulsar el internet de las cosas. En este caso, la teleco cuenta con la china Huawei como socio del plan.

Normas