Samsung debe actualizar su consejo

La condena a su líder puede servir para fichar gente experimentada de fuera

De sus cinco consejeros independientes, solo uno tiene experiencia corporativa

Samsung
Jay Y. Lee, vicepresidente y líder de facto de Samsung, tras asistir a su veredicto condenatorio el pasado día 25, en Seúl.

Samsung Electronics necesita actualizar su consejo. El gigante tecnológico está en el caos después de que su líder –tercera generación de la familia fundadora– fuera condenado a prisión la semana pasada por soborno y otros cargos. Sería un buen momento para que otros accionistas presionaran por un consejo más fuerte, reforzado con gente experimentada de fuera y dirigido por un presidente independiente.

Jay Y. Lee va apelar su pena de cinco años de prisión. Pero ya se ha abierto un vacío de liderazgo en el principal fabricante mundial de chips y teléfonos inteligentes. Lee era el líder de facto desde que su padre sufrió un ataque al corazón hace tres años. Kwon Oh-hyun, presidente del consejo y co-CEO, tomará las riendas por ahora.

Los inversores tienen buenas razones exigir que un forastero presida el consejo –como ya sucede en muchos grupos financieros del país– y que esté flanqueado por pesos pesados de la dirección. En noviembre, Samsung prometió a los accionistas que en marzo habría nombrado por lo menos un miembro del consejo con “una sólida experiencia global en la dirección”. Pero eso se quedó en el camino con el escándalo de corrupción.

En cualquier caso, no sería suficiente. El consejo de Samsung no es suficientemente fuerte como para supervisar un gigante mundial de su tamaño y complejidad, o para garantizar que los intereses de los inversores están protegidos. Está compuesta por nueve coreanos: Lee, Kwon, otros dos ejecutivos, y cinco consejeros independientes. Tener una mayoría de consejeros formalmente independientes es una ventaja, pero no muy grande, ya que los analistas son escépticos con que lo sean en realidad en las compañíasurcoreanas.

Y de los cinco de Samsung, solo uno tiene experiencia corporativa. Los otros son un exfiscal, un exministro, y dos académicos procedentes de la salud pública y la ingeniería. Puede que sean grandes figuras en sus ámbitos, pero sería más sabio contar con líderes internacionales en campos como la electrónica de consumo, los productos farmacéuticos o la contabilidad. Un consejo más fuerte y diverso sería un paso simbólico importante para la cotizada más valiosa de Corea del Sur.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías.

Normas