Dónde invertir

Pimco: los tipos en todo el planeta seguirán por los suelos por tiempo indefinido

La firma califica la deuda británica y japonesa como “cara” frente a la estadounidense

Apuesta por la Bolsa europea pero no por sus bonos, ni siquiera los de países periféricos

Oficinas de Pimco en California (EE UU).
Oficinas de Pimco en California (EE UU). Getty Images

Pimco, una de las mayores gestoras del mundo con 1,5 billones de dólares (1,26 billones de dólares) de patrimonio, una gran parte en activos de renta fija, ha publicado un informe en el que refleja sus perspectivas para la asignación de activos en la recta final del año vigente.

En el entorno actual, en el que los mercados se ven obligados a enfrentarse a una incertidumbre política y económica, la tensión política, junto al mantenimiento de bajos tipos que prevé –un escenario denominado Nueva Neutral– suponen un periodo bastante delicado para los inversores.

La expresión Nueva Neutral aúna una nueva coyuntura, en la que los tipos oficiales serán inferiores a los que prevalecían hasta el inicio de la crisis financiera en EE UU. La previsión de Pimco avanza que el precio del dinero continuará en mínimos en todo el planeta de manera indefinida, lo que se consolidará como la norma.

Si antes de la crisis financiera el tipo de interés en EE UU oscilaba alrededor de un 1,5% por encima de la inflación, ahora Pimco prevé que los próximos tres años continúe manteniéndose más cerca del 0%, sin volver a alcanzar el 1,5% histórico.

‘Nueva Neutral’, el valor de los tipos de interés en mínimos

  • Los principales bancos centrales, entre ellos la Fed (Reserva Federal) operan en una coyuntura de Nueva Neutral, que supone que los tipos de interés medios se mantienen muy por debajo de los que había entablecidos antes de la crisis económica.
  • Si el valor de los tipos de interés anterior a la crisis se fijaba aproximadamente un 1,5% por encima de la inflación, este ahora está quedará establecido alrededor del 0%.
  • El Banco Central Europeo (BCE) también operará bajo la Nueva Neutral con un desfase de dos años de diferencia frente a la Fed, según augura Pimco.

Eso sí, Pimco apunta que la Reserva Federal (Fed) normalizará el balance. Dejará de invertir los vencimientos de la cartera de bonos que fue recopilando en los años en que desplegó su política de estímulos, desde finales de 2008 hasta noviembre de 2014. La Fed mantiene ahora un balance de unos 4,5 billones de dólares (alrededor de 3,8 billones de euros).

La gestora afirma que los bonos del Tesoro estadounidenses se consolidan como activos interesantes, debido a que los tipos se mantendrán estables.

Pimco apuesta así por la deuda estadounidense, pues considera los bonos soberanos británicos y japoneses excesivamente caros. Añade también que los bonos de los países de la periferia europea (entre ellos, los española, que a 10 años pagan en torno a un 1,5%), si no cuentan con el apoyo de las compras del BCE –de 60.000 millones de euros mensuales hasta finales de año–, presentarían riesgos. Por otro lado, la firma apuesta por Europa en lo relativo a la renta variable. Anticipa un crecimiento superior a la media en la región. “Mostramos una actitud moderadamente favorable sobre la renta variable europea y contamos con una modesta asignación positiva a los mercados emergentes”, señala. En contraposición, infrapondera la Bolsa estadounidense, aunque la firma tiene en cuenta que los posibles cambios en la política fiscal y la legislación del país norteamericano podrían respaldar las compañías dedicadas al mercado interno.

La gestora presidida por Jay Jacobs es positiva con la deuda protegida frente a la inflación. Defienden su valor, pues los mercados infravaloran el riesgo de inflación en EE UU.

Pimco, por último, avisa de la dificultad de hacer previsiones en el entorno actual, en el que la incertidumbre es la norma. Estos riesgos se sustentan en el avance de la economía mundial sin un seguro claro frente a una futura recesión, la ruptura del equilibrio geopolítico y el incierto desarrollo de la economía china.

 Las valoraciones, la construcción de las carteras y la diversificación serán los puntos clave para las próximas previsiones de los activos mundiales, sentencia Pimco.

Normas