Europa vuelve a cogerle el gusto a las compras de lujo

El consumo en este mercado vuelve a crecer en el primer semestre

Los grandes grupos del segmento mejoran sus cifras en el continente

Lujo Ampliar foto

Los segmentos de consumo vinculados al lujo han podido atravesar la crisis financiera mundial con cierta solidez. Solo al comienzo de las turbulencias, entre los años 2008 y 2009, el mercado sintió de primera mano sus efectos, pero rápidamente comenzó a aumentar su volumen de negocio gracias al creciente gasto chino. El lujo se agarró a los nuevos compradores asiáticos, mientras que los mercados tradicionales, como el europeo, pasaron a registrar crecimientos modestos, cuando no pérdidas. En el último año, en el segmento de bienes de consumo, que incluye moda o joyería, el Viejo Continente registró una caída en las ventas del 1%, y las perspectivas para el ejercicio 2017 no eran las más esperanzadoras. Sin embargo, los datos del primer semestre del año van en otra dirección.

Los grandes grupos empresariales europeos del lujo vuelven a tener agradables noticias en el negocio doméstico, y también a nivel global, a tenor de los resultados correspondientes a la primera mitad de este año. En conjunto, los cinco principales conglomerados empresariales del continente, LVMH, L’Oreal, Kering, Luxottica y Swatch han sumado unas ventas de 48.569 millones de euros en esos primeros seis meses del año, un 11% más que en el mismo periodo de 2016. La suiza Richemont, otro de los grandes grupos de este segmento, comenzó su nuevo ejercicio fiscal el 1 de abril, a diferencia del resto, y los resultados de su primer semestre no se anunciarán hasta noviembre.

De los otros cinco grupos mencionados, LVMH es la que sigue marcando el ritmo, y sigue siendo, con diferencia, el número uno del mundo en lo que atañe a artículos de lujo. Sus ventas totales en los primeros seis meses del año han alcanzado los 19.700 millones de euros, un 15% más que en el mismo periodo del año pasado, con un beneficio operativo de 3.650 millones. En Europa, sus ventas llegaron a 5.363 millones, lo que representa un avance del 14% respecto al ejercicio, un crecimiento superior al que el grupo ha experimentado en otro de sus mercados clave, EE UU, donde fue del 10%. Asia, que genera el 36% de sus ingresos, creció cerca del 20%. Por productos, su negocio de moda y piel, el principal, creció un 17%, con 6.900 millones en ventas. La guinda a su semestre la pone su cotización bursátil, ya que sus títulos se han revalorizado un 20% entre el 1 de enero y el 30 de junio.

Por volumen de negocio, el siguiente grupo empresarial vinculado al lujo en Europa es L’Oreal, especializada en los productos cosméticos. Sus ventas totales en el primer semestre, de 13.400 millones, suponen un crecimiento del 4%, mejorando el aumento del 2,3% con el que cerró 2016. En el conjunto de Europa el crecimiento fue del 4,1%, llegando a 5.111,3 millones. Donde más crece L’Oreal es en su división de marcas de gran lujo, donde están Lancome, Yves Saint Laurent o Giorgio Armani. Ahí el aumento ha sido del 15,4%, con 4.150 millones, y la empresa destaca, aunque sin desglosar, “la buena primera mitad del año en Europa, sobre todo en Reino Unido, Alemania y España”. Sus acciones también han aumentado su valor, en un 5%.

Pero la que se lleva los mayores crecimientos es la alemana Kering, con unas ventas de 7.296 millones de euros, un 28,2% más que en el primer semestre de 2016. En sus marcas de lujo, donde entre otras se encuentra Gucci, el crecimiento fue del 50%, logrando 1.254 millones de euros. En esta marca, las ventas en Europa repuntaron un 66%. El Viejo Continente representa el 33% de las ventas de este grupo, que en los primeros seis meses del año vio su acción revalorizarse en un 40%.

La italiana Luxottica, dueña entre otras de Ray-Ban, mejoró sus ingresos un 4%, registrando 4.917 millones de euros en ventas. Es un ritmo de crecimiento mayor del que registró en todo el ejercicio 2016, que fue del 2,8%, y en el primer semestre de ese mismo año, del 1%. Su negocio en Europa, de 1.145 millones en ventas, mejoró un 13%. Alemania , Italia, España y Portugal fueron los países europeos que mejor se comportaron.

La única compañía que ha visto disminuir sus ventas en la primera mitad del año ha sido el grupo relojero Swatch. Estas bajaron en un 0,3%, aunque la compañía explica que sí creció en Europa, sin más detalles, sobre todo en España y Gran Bretaña.

Con todo ello, Bain & Co prevé que el mercado del lujo Europeo puede llegar a crecer hasta un 9% este año.

Normas