Sabadell inicia la devolución de lo cobrado por cláusulas suelo de Banco Gallego

Acepta pagar ante las solicitudes por vía negociada de créditos de la entidad absorbida

Compensará incluso a clientes con los que pactó una rebaja para que no reclamaran

clausula suelo
Sucursal de Banco Gallego.

Banco Sabadell, una de las entidades financieras que con más ahínco ha defendido la legitimidad de sus cláusulas suelo hipotecarias, ha comenzado a devolver los importes cobrados por algunas de ellas mediante la vía negociada que impulsó el Gobierno por decreto ley.

Con un importante matiz, Sabadell ha empezado a compensar a determinados clientes por hipotecas que originalmente no eran suyas sino que fueron concedidas en su día por Banco Gallego, entidad que la entidad catalana absorbió en 2013.

Resulta llamativo, en todo caso, que la entidad que preside Josep Oliu haya aceptado devolver el dinero a clientes que heredó en dicha operación pero a los que luego ofreció directamente un acuerdo para rebajar el suelo de la hipoteca a cambio del compromiso de que nunca reclamarían más dinero.

Algunos de estos clientes decidieron pese a todo acudir a la negociación extrajudicial impulsada el pasado enero después de que el Tribunal de Justicia de la UE impusiera la devolución con retroactividad total de todo lo cobrado por la banca en aplicación de cláusulas suelo opacas. En los últimos días, según ha podido comprobar este diario, Sabadell ha empezado a comunicar a algunos clientes que procederá a devolverles lo que se les ha cobrado más lo sintersees legales que marca el decreto.

Algunos de estos clientes habían llegado a un acuerdo previo con Sabadell por el que, a cambio de que se comprometieran a no reclamar ni litigar por el dinero ya abonado, se les rebajaba del 3% al 1% el suelo de la hipoteca, es decir, el límite a la rebaja de los tipos de interés del que se podían beneficiar pese a la rebaja del euríbor. Si los beneficiarios aceptan la propuesta, Sabadell les devolverá el grueso del dinero cobrado en efectivo y les compensará por el resto rebajando el diferencial que pagan actualmente durante los próximos años.

En lo que respecta a sus propias hipotecas, Sabadell viene defendiendo que las cláusulas suelo que comercializó eran perfectamente claras, transparentes y legítimas, con lo que, salvando excepciones en las que se hayan podido producir malas prácticas puntuales, no tiene intención de impulasr devoluciones generalizadas.

Sus cláusulas aún no han sido analizadas por el Tribunal Supremo, que sí ha tumbado otras como las de BBVA, Cajamar y Novagalicia. De hecho, la entidad catalana tiene como referente una cláusula suelo de la Caja Rural de Teruel, la única que el Alto Tribunal ha dado por buena al entender que se negoció con el cliente y este entendía perfectamente lo que firmaba. Cuando el primer recurso en torno a una sentencia sobre las cláusulas de Sabadell llegue al Supremo, la entidad tratará de demostrar que también sus cláusulas cumplen los requisitos de transparencia.

Aunque según las plataformas de consumidores la vía extrajudicial, impulsada para evitar el colapso de los juzgados, se está saldando con respuestas negativas de la banca para el grueso de las reclamaciones, la vía ha dado sus frutos en algunos casos. Más allá del caso de las hipotecas de Banco Gallego, también BBVA ha optado por la vía negociada para comenzar a devolver el dinero cobrado a sus clientes con retroactividad total.

Con todo, el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y el Ministerio de Justicia han impulsado un plan de refuerzo de los juzgados para absorber el aluvión de nuevas demandas por cláusulas suelo especializando un juzgado por provincia en litigios hipotecarios.

Más casos judicializados

La litigiosidad por las cláusulas suelo hipotecarias se ha disparado desde que finalizara la primera ronda de negociación extrajudicial entre clientes y entidades por el cauce fijado por el Gobierno mediante decreto ley. La norma, dictada a finales de enero, daba un mes a las entidades financieras para establecer servicios especializados de atención a estas reclamaciones y tres meses más para dar una respuesta positiva o negativa. Justicia y el CGPJ impulsaron la especialización de un juzgado por provincia en asuntos hipotecarios, desde el 1 de junio, para atender las demandas de clientes insatisfechos con la respuesta obtenida en la vía extrajudicial. Solo el juzgado de la Comunidad de Madrid recibió 1.102 demandas en 15 días, lo que supondría 6.612 al trimestre, un incremento del 298% respecto al primer trimestre de 2017.

Normas