Blogs por Alexis Ortega

Los ajustes de la política monetaria nunca son fáciles

Los ajustes de la política monetaria nunca son fáciles

La confianza económica de los inversores alemanes, medida a través del índice ZEW que elabora el instituto de investigaciones económicas ZEW, se ha situado en agosto en su nivel más bajo desde octubre de 2016. En concreto el índice de sentimiento económico, publicado ayer, se situó en los 10 puntos frente a los 17,5 del mes anterior. Según el presidente del ZEW, esta caída « ... refleja el alto nivel de nerviosismo respecto a la futura trayectoria del crecimiento económico de Alemania» No obstante, a pesar de que este indicador se sitúe 7,5 puntos por debajo del mes precedente y por debajo del nivel promedio a largo plazo de 23,8 puntos, las perspectivas económicas en general permanecen relativamente estables y en un nivel "bastante alto".

Por el contrario, el índice ZEW que evalúa la situación económica actual aumentó tres décimas en agosto, hasta situarse en 86,7 puntos. El dato supera las previsiones de los analistas que esperaban un retroceso hasta los 85,5 puntos. En este sentido los últimos datos macroeconómicos son un fuerte apoyo, especialmente el crecimiento del 0,6% del PIB en el segundo trimestre de 2017.

Por otro lado, el instituto ZEW publicó también su indicador de la situación económica actual para la Eurozona que aumentó a 38,4 en agosto, 9,7 puntos más que en julio y su nivel más alto desde enero de 2008. Del mismo modo, la confianza económica de los inversores (índice de sentimiento económico) para los países pertenecientes al euro retrocedió en agosto 6,3 puntos, hasta los 29,3 puntos.

Tras la publicación del dato, el euro llegó a caer frente al dólar alrededor de un 0,6% en algunos momentos de la sesión. A media mañana marcaría el mínimo de la sesión al cotizar en los 1,1742 USD/EUR frente a los 1,1790-1,1800 de la apertura.

Anticipo de Jackson Hole

Dos días antes de la cita de Jackson Hole, el presidente del BCE, Mario Draghi, comparecía en una reunión de académicos con Nobel que se celebra anualmente en Lindau (Alemania). Aprovechó la cita para defender la actuación del banco central y las medidas extraordinarias adoptadas durante la crisis, pero evitó dar pistas sobre su comparecencia en la reunión de banqueros centrales en Jackson Hole.

Draghi no quiso repetir su error de junio en un simposio en Sintra (Portugal) en la que el exceso de optimismo favoreció la recuperación del euro, verdadero dolor de cabeza para la autoridades europeas actuales. Desde entonces, el euro se ha revalorizado más de un 5,1% frente al dólar en ese periodo, superando el pasado 31 de julio los 1,18 dólares por primera vez desde 2015. En Portugal, el mercado interpretó este optimismo de Draghi era una clara señal que avisaba de su intención de comenzar a retirar los estímulos.

En la comparecencia de hoy, un discurso muy académico, el gobernador del BCE solo ha dado una pista, o más bien un mensaje de "final de camino": «... los ajustes de la política monetaria nunca son fáciles [...] Cuando el mundo cambia como lo hizo hace diez años, las políticas, especialmente la política monetaria, necesitan ser ajustadas. Ese ajuste, nunca fácil, requiere una evaluación sin prejuicios y honesta de las nuevas realidades con ojos claros, libre de la defensa de los paradigmas que antes se habían mantenido y que habían perdido cualquier poder explicativo».

Me parece bien que cuando el mundo cambia, las políticas, los instrumentos, los objetivos deben cambiar. De hecho todo debe cambiar para adaptarse al nuevo entorno, a la nueva realidad, que no dominamos (ni siquiera la antigua realidad la dominábamos aunque nos pareciera así). Lo importantes es que todo lo que hagamos no puede hacerse para conservar vivo lo que debe morir, lo que pertenece a la antigua realidad. Si los ajustes que se han de hacer son para hacer una transición cómoda al nuevo mundo no deberían ser tan difíciles.

Otra cosa es que los que quieren vivir en el pasado hayan decidido permanecer en ese tiempo. O, lo que es peor, que los que toman las decisiones estén sometidos a su control. Para ellos más que difícil, los ajustes serán traumáticos. Para los demás una tragedia, que acabará cunado se concrete el cambio en dicha relación de fuerzas. Este es quizás el primer aviso para ellos. Su actitud solo ha retrasado lo inevitable.

Por último, Wall Street cerró ayer con fuertes subidas. El Dow Jones, marcando su sesión más alcista desde el 25 abril, subió un 0,9%, el Nasdaq un 1,36%, y el S&P 500 un 0,99%. El mercado recibe con optimismo las noticias que aseguran que la Casa Blanca y los republicanos del Congreso están cerca de pactar una nueva reforma fiscal. ¿Quiere renacer de sus cenizas el «Trump rally»?

Comentarios

(En efecto, no es fácil el ajuste de la política monetaria actual. Pero no lo es, no por razones técnicas, sino por el disgustazo que se van a llevar los capitalistitas. No negamos que la expansión cuantitativa bancocentralista tenga algún efecto sobre el S&P500 —desde luego, sobre el IBEX35, muy poco o ninguno—, pero no es lo suyo. La expansión cuantitativa mayoritariamente para lo que vale es para financiar el 'Deficit Spending' con que las Políticas Fiscales está suplementando la Demanda Agregada, ante la losa que tiene encima la actividad económica ordinaria por la obligación contraída de honrar las inmensas rentas aproductivas popularcapitalistas:http://themacrotourist.com/images/2017/08/CBAug2317.jpg La patraña de que la burbuja del S&P500 es consecuencia de la expansión cuantitativa de la FED es muy maliciosa. Apela al recuerdo de la famosa 'FED put' de Greenspan, del período 'entreburbujas' 1987-2000. La funcionalidad de esta engañifa es que las gacelas caigan en el 'Buy The Dip', para acabar siendo desplumadas. Las gacelas actuales no son como las de hace 10 años. Hay mucho trabajador-directivo que no sabe qué hacer con sus inmensas rentas salariales, etcétera. «Antes los ricos hacían cosas, hoy no dan trabajo ni a su secretaria», que decía un agente inmobiliario de Miami. Así, para las empresas cotizadas es negocio reducir el 'free float', de facto amortizando Capital. El Popularcapitalismo, como tantas veces decimos, ha hecho incurrir al Capitalismo en la enfermedad corrosiva de la subcapitalización —hipertrofia de la financiación ajena y atrofia de la propia—: el Capitalismo sin Capital, necedad aplaudida por el falsoliberalismo pisitófilo y creditófago. El crash bursátil norteamericano —y el Repinchazo inmobiliario— es el inicio de la operación con la que se perfeccionará el desplume final de las gacelas iniciado hace una década. Este crash no es un evento doloroso para el sistema, sino una fiesta capitalista. Eso sí, dolerá a los 'capitalistitas', que han acabado siendo antisistema —'conservadoritas' del modelo popularcapitalista—. Será el cierre de la gran crisis del popularcapitalismo, la salvación del capitalismo. Se equivocan quienes creen que los bancos centrales van a intentar que la burbuja bursátil norteamericana envejezca. Van a dejarla a caer por su propio exceso. Ninguna burbuja jamás ha envejecido nunca. Absolutamente todas han pinchado. Los hombres de negro saldremos en los medios de comunicación acompañado a los perdedores en su lloriqueo, pero en el fondo estaremos contentísimos por la consumación del expolio: el que roba a un ladrón tiene 100 años de perdón. Que nosotros estemos relatando la neutralización que el sistema capitalista está haciendo del popularcapitalismo no quiere decir que sea esa nuestra misión. Este relato está implícito en la política monetaria y en la praxis bancaria, aunque aflora expresamente en ocasiones —v. gr., el informe Dombrovskis-Moscovici, sobre profundización de la Unión Económica y Monetaria—. Lo nuestro solo es prever cuándo va a tener lugar en España.) «CONSERVADORITAS» ALEMANES CUESTIONAN LA CONSTITUCIONALIDAD DE LA EXPANSIÓN CUANTITATIVA DE LA EUROZONA; Y EL ESTADO ALEMÁN PLANTEA LA CUESTIÓN AL TRIBUNAL DE JUSTICIA DE LA UNIÓN EUROPEA.- Estos días nos hemos desayunado con una noticia aparentemente muy grave: https://economia.elpais.com/economia/2017/08/15/actualidad/1502789933_696980.html«El Constitucional alemán lleva a la justicia europea el programa de estímulos del BCE»«El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schaeuble, reclama que la política de tipos bajos del BCE "termine pronto» Decimos 'aparentemente' porque quedará en agua de borrajas —hay precedentes—. Pero ahí queda; y, desde luego, la presión es efectiva, como lo prueban las declaraciones inmediatas del Ministro de Finanzas alemán. Para España, dado su Estrangulamiento Financiero Total Final, es mortal de necesidad todo lo que huela a rebobinado de la expansión cuantitativa, atención, salvo que las adquisiciones 'open market' de deuda pública española sean inmediatamente sustituidas por la emisión de deuda pública comunitaria o 'comunitarizada', para lo que hace falta disponer institucionalmente de un Tesoro Público paneuropeo, cosa que no existe y que es imposible que exista con la celeridad que requiere lo extremo de la situación española. España debiera estar trabajando ya por un Tesoro Público paneuropeo, en vez de perder el tiempo con la «Cultureta de la Oportunidad de El Pisito», versión cañí del «Buy The Fucking Dip», idiotizando a su población con la gran doble falsa verdad de nuestro días: «Cuánto empleo —basura—creamos; cuántos turistas —barateros— vienen». La Bolsa norteamericana va a pinchar a partir de ya, en cualquier momento. En un par de trimestres, llegará a España en forma de cuádruple R: Recesión y Repinchazo de la Reburbuja de El Registrador. Será antes del verano de 2018. ¡Que no digan que nosotros no lo avisamos! Hoy leemos, en relación con la Bolsa española, la siguiente parida, perdón por la expresión:- «Banca, Energía e Inmobiliarias, a precio de derribo. ¿Momento de hacer cartera?».Noten cómo meten 'Energía' en bocadillo, para darle lustre, olvidando que 'Energía' es Endesa, Iberdrola, Repsol, Enagas y Gas Natural, y que solo de Repsol puede predicarse el presunto 'precio de derribo'. Evidentemente, en el cuerpo de la parida, los porqués del sector energético brillan por su ausencia. Solo se lee:- «En la banca, rentabilidades de doble dígito en el horizonte, por las posibles subidas de tipos de interés y la bajada de la morosidad»- «El ladrillo, por el buen camino con subidas de precios en alquiler».- «La reactivación económica, bla, bla, bla»- «Es una oportunidad única para hacer carteras, que pocas veces se da en la vida». En efecto, 'es una oportunidad única para hacer carteras'... pero para quien consiga vender y se haga con el dinero de los tontilocos inflacionistas, porque en cuanto pinche la Bolsa norteamericana, sanseacabó por una temporada —que no tiene por qué ser larga, ojo, salvo en lo tocante a inmuebles, razón por la que la banca anda 'desaguando' ladrillos como puede—. Cuando la economía española remonte la cuádruple R y acepte la Era Cero, entonces sí tendrá lugar el MFBH-p (Mayor Festín Bursátil de la Historia a cuenta de las Pensiones). Ahora es tiempo de tener dinero, máxime si se trata de euros. Gracias por leernos.
Normas