Trump elimina sus consejos empresariales tras la dimisión de los presidentes de Intel y Merck

Critican la tibia respuesta del presidente a los disturbios en Virginia

Los representantes de Tesla y HP lo habían abandonado en primavera

Donald Trump
AP

El presidente de Estados Unidos, Donald  Trump, eliminó hoy sus dos consejos de asesoría económica de la Casa Blanca, creados cuando llegó al Gobierno y formados por líderes empresariales, tras la dimisión de al menos ocho de los 28 directivos que integraban uno de ellos en protesta por su tibia reacción a los incidentes racistas de Charlottesville (Virginia). 

"Más que meter presión a los empresarios del Consejo de Fabricantes Estadounidenses y el Foro de Estrategia y Política, voy a acabar con  ambos. ¡Gracias a todos!", anunció Trump en un mensaje divulgado en su  cuenta de la red social Twitter. De esta forma ponía fin al Consejo de Fabricantes Estadounidenses, que había sufrido un éxodo gradual desde el lunes, con la salida de los líderes de Intel (Brian Krzanich), Merck (Kenneth Frazier),  Under Armour (Kevin Plank) y el presidente de la mayor federación de sindicatos del país, AFL-CIO (Richard Trumka), aunque aún quedaban una quincena de integrantes. También acababa con el Foro de Estrategia y Política, cuyos miembros decidieron este miércoles renunciar en masa a sus cargos tras mantener una conversación telefónica. De hecho, poco después de que su decisión se filtrara a los medios, el presidente de EE UU publicó el tuit en el que anunciaba el fin de los consejos.

Poco antes de que el mandatario anunciara la eliminación de esos dos foros, la consejera delegada de la empresa de alimentación Campbell Soup, Denise Morrison, informó de que renunciaba a su puesto en el Consejo de Fabricantes Estadounidenses. "El racismo y el asesinato son inequívocamente reprobables y no son moralmente equivalentes a cualquier otra cosa que sucedió en Charlottesville", afirmó Morrison en un comunicado. "Creo que el presidente debería haber sido -y aún debe serlo- inequívoco en ese punto", subrayó la consejera delegada del famoso fabricante de sopas. Líderes empresariales de compañías tan conocidas como Intel, Merck o Under Armour siguieron los mismos pasos en los últimos días.

Este martes, Trump vinculó la salida del Consejo de estos directivos  a las presiones de su Gobierno para que fabriquen sus productos en Estados Unidos y restó importancia a las dimisiones. "Por cada director general que deja el Consejo de Fabricantes, tengo  muchos para ocupar su lugar. Los fanfarrones no debían continuar. ¡Empleos!",  espetó el mandatario en Twitter.

Normas