Laboral
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (izquierda), estrechando la mano del presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, durante una reunión para certificar el acuerdo de investidura.
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (izquierda), estrechando la mano del presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, durante una reunión para certificar el acuerdo de investidura.

Ciudadanos retomará la batalla contra el abuso de la temporalidad en otoño

La mochila austriaca y el contrato único son sus propuestas más polémicas

Villegas cree que las sentencias del TJUE justifican revisar lo pactado con el PP

El grupo parlamentario de Ciudadanos quiere repetir el éxito que tuvo en primavera con la Ley del Trabajo Autónomo. A propuesta de la formación naranja, se puede decir que la ley de medidas para los trabajadores por cuenta propia fue la primera gran norma de carácter económico que salió adelante en esta legislatura.

El hecho de que C’s liderara esta iniciativa legislativa generó incluso recelos en el seno del Gobierno y, sobre todo, en el Ministerio de Empleo y Seguridad Social que dirige Fátima Báñez.

Sin embargo, lejos de amedrentarse, los responsables de Ciudadanos están preparando ahora otro paquete de medidas de carácter laboral para presentar en el Parlamento a la vuelta del verano.

“En el próximo periodo de sesiones redoblaremos los esfuerzos para conseguir una transformación que permita crear empleo de más calidad”, aseguran fuentes de la formación naranja.

Para ello, añaden:“negociaremos un pacto amplio con el Gobierno y también se lo plantearemos al PSOE”.

La duda es cómo será de ambiciosa esta propuesta en materia de cambios laborales. De momento, estas fuentes apuestan por medidas que “cambien el modelo laboral para combatir la precariedad y la dualidad”.

En concreto, en C’s explican que estas iniciativas perseguirán “adoptar el modelo de flexiseguridad de los países nórdicos: dotar de más flexibilidad al mercado laboral al tiempo que se otorga mayor seguridad a los trabajadores”.

Ante esto, la polémica podría venir si Ciudadanos retomara su propuesta inicial de contrato único.

Los de Rivera tuvieron que renunciar a este contrato en el pacto de investidura al que llegaron con el PP para posibilitar el actual Gobierno de Mariano Rajoy.

Así, el frontal rechazo de los populares a este contrato único hizo que, en materia de contratación laboral, solo se incorporara a este acuerdo de 150 medidas la reducción de las modalidades de contratos de trabajo a tres:uno indefinido; uno temporal de indemnización creciente y uno de formación.

Pero el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, avanzó tras conocerse los datos del paro registrado del mes de julio, que el contrato único estaría entre las medidas de un próximo plan de choque “ambicioso” contra la precariedad.

Para justificar la recuperación de esta modalidad de contratación tan cuestionada por la inmensa mayoría del arco parlamentario, Villegas se refiere a las últimas sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), que han determinado que las indemnizaciones por finalización de contrato de temporales e indefinidos deberían equiparse.

Sin embargo, estas sentencias no han supuesto la última palabra y los jueces y los legisladores españoles están ahora pendientes de nuevos pronunciamientos judiciales al respecto.

Pese a ello, Villegas consideró que la propuesta de tres contratos pactada con el PP “ha quedado totalmente desfasada” después de las citadas sentencias. Por tanto, consideró que “hay que revisar esos acuerdos”.

Otras fuentes de C’s refuerzan esta postura de su secretario general al asegurar que lo que está claro es que “con los modelos de contrato de trabajo de hace 10 o 15 años, España ha sido campeona del paro y la precariedad”.

Propuesta polémica

Otra de las iniciativas naranjas que podría suponer cambios de calado en el marco legal del mercado de trabajo español en el caso de salir adelante es la implantación del conocido como sistema de mochila austriaca.

Se trata de un modelo de protección por desempleo que ha sido explorado por distintos Gobiernos (populares y socialistas) y que siempre se ha descartado, aunque ahora está incluido en el pacto de investidura. Se trataría de sustituir las actuales indemnizaciones por despido por un fondo individual para cada trabajador, que los empresarios nutrirían con una parte del salario para que se utilice en el momento del despido, para formación o tras la jubilación.

 

Lo pactado entre PP y C’s

La formación naranja intentará, al menos, sacar adelante lo acordado con el PP en el pacto de investidura:

  • Contratos. Reducir a tres los modelos de contratos:uno fijo;uno de formación; y uno temporal. El eventual tendrá tres años de duración máxima, con una indemnización creciente por finalización de contrato, de 12 días de salario el primer año, 16 días el segundo y 20 días el tercer año.
  • Mochila austriaca. Constitución de un fondo de capitalización individual para cada trabajador. Se mantendrá a lo largo de toda la vida laboral y el trabajador podrá cobrar la cantidad acumulada cuando deje el trabajo o sea despedido o llevársela consigo a un próximo empleo.
  • Premio y castigo. Crear un sistema de bonus-malus que suba las cotizaciones por desempleo de las empresas que abusen de la temporalidad y las rebaje a las que incrementen su porcentaje de fijos más que la media de su sector.
  • Plan de choque contra el paro. Proponen que los orientadores trabajen con un sistema de perfilado estadístico;ampliar el PAE y la Garantía Juvenil;y desarrollar la implantación del cheque formación para que el parado elija dónde formarse.
Normas
Entra en EL PAÍS