Asesoramiento financiero, el componente emocional

La actividad de asesoramiento financiero ha ido ganando peso en los últimos años, aunque tiene todavía por delante mucho camino por recorrer y una gran proyección. La entrada en vigor de la normativa europea MiFID II en enero de 2018 conllevará algunos cambios en este sector, al que se le va a exigir, entre otras cosas, un mayor nivel de transparencia respecto al cobro de la misma.

El primer paso necesario es comprender que el asesoramiento financiero va mucho más allá de la gestión de activos, de decidir un asset allocation o elegir un producto de inversión. En realidad, eso constituye, más bien, gestión, con el foco en el dinero. Sin embargo, el asesoramiento financiero se centra (o debe centrarse) en la persona y ayudarla a diseñar un plan que le ayude en su proyecto vital. En saber gestionar el componente emocional.

En este sentido, hace unos días uno de los gestores de Natixis estuvo en Abante para presentarlos las conclusiones de un estudio que han realizado sobre el sector del asesoramiento financiero y destacó que uno de los papeles más importantes del asesor es el de actuar como terapeuta del cliente. “Hay que ayudarle con sus objetivos”. Según sus datos, recogidos a través de encuestas a inversores, estos “buscan que el asesor les proporcione una guía”.

Según este estudio, casi el 40% de los clientes lo que quiere de su asesor es que le ayude con sus objetivos y que le proporcione consejo en los momentos de volatilidad, así como que le ayude a tomar decisiones más informadas (“un coach que les ayude a entender lo que está sucediendo”).

Cada vez más entidades, y relacionado con la entrada en vigor de MiFID II, coinciden en la idea de que hay que situar a la persona en el centro de la relación con la entidad. Debe estar, la persona, en el centro del asesoramiento financiero, que tiene que poner el foco en la gestión de las emociones.

Tal como explica el presidente de Abante, Santiago Satrústegui, la idea fundamental en el asesoramiento financiero es abordar la relación con cada persona desde un enfoque global. Así, el asesor financiero es una figura que cobrará más relevancia de la que tiene ahora y deberá ser un profesional bien formado y suficientemente preparado para que el inversor tenga una capa de protección cuando se aproxima a los mercados.

¿Buscas el mejor asesoramiento?

Contacta con nosotros sin compromiso:

Comentarios

Uruguay - Sur AméricaCASO IMPRESOS VANNI S.A.Aún Hoy Me Pregunto:https://es.calameo.com/read/002002364a06eba900006
Normas