Roche desbanca a Pfizer como la mayor farmacéutica del mundo

La compañía suiza factura un 5% más por sus nuevos lanzamientos

La estadounidense sufre el agotamiento de sus terapias maduras

Resultados farmacéuticas Ampliar foto

Pfizer ha cedido la corona como el mayor laboratorio del mundo por ingresos, debido a la pérdida de ventas en el primer semestre y la presión ejercida por la compañía suiza Roche, cuyos principales medicamentos siguen aumentando en facturación a un buen ritmo.

El grupo suizo Roche alcanzó los 26.344 millones de francos suizos en ventas (22.958 millones de euros) hasta mitad de año, un 5% más que un año antes. Sus dos grandes fármacos oncológicos, Mabthera y Avastin, crecieron un 3% más en facturación a pesar de ser terapias ya maduras. Ambas superaron los 3.000 millones en ingresos para el laboratorio de Basilea.

Además, innovaciones terapias oncológicas como Perjeta (con un crecimiento de ventas del 17% en un año) y Tecentriq, y el tratamiento Ocrevus para la esclerosis múltiple, han reforzado la facturación. A su vez, la división de diagnóstico también creció un 5% hasta alcanzar los 4.859 millones.

“En la primera mitad del año, tanto la división farmacéutica como de diagnóstico demostraron unos fuertes resultados, en gran parte por el lanzamiento de los nuevos productos. Especialmente satisfactorio ha sido el exitoso lanzamiento de Ocrevus para el tratamiento de la esclerosis múltiple”, reconoció Severin Schwan, consejero delegado de Roche, en la presentación de resultados a finales de julio. Respecto a las ganancias, la compañía mejoró un 2% el resultado neto, hasta los 4.855 millones.

Por su parte, el laboratorio estadounidense Pfizer demuestra lo complicado que es para este tipo de grandes compañías mantener el incremento en las ventas si no existen exitosos lanzamientos de innovaciones terapéuticas o si no escalan posiciones por la vía de compras corporativas o de cartera de productos.

La compañía de Nueva York perdió en los primeros seis meses un 2% de ingresos hasta junio, quedándose en 21.728 millones de euros (25.675 millones de dólares). Los resultados se vieron lastrados por las menores ventas de los tratamientos más antiguos (encuadrados en su segmento llamado legacy), que retrocedieron un 12% en los primeros seis meses. Es el caso de Viagra, el conocido medicamento para la disfunción eréctil, que disminuyó un 14% su facturación hasta los 580 millones. Por contra, el área de medicamentos innovadores sumó un 7% de ingresos adicionales. En beneficio, sin embargo, tuvo un alza del 22%, hasta los 5.238 millones.

Este laboratorio ha crecido históricamente con grandes compras corporativas, como la de Warner–Lambert (2000), Pharmacia (2003), Wyeth (2009), pero vio su frustrada su estrategia cuando el pasado año la Administración de Barack Obama bloqueó la compra del laboratorio irlandés Allergan para evitar una fuga que se entendía básicamente por motivos fiscales.

Cierra el podio de los grandes laboratorios la también compañía suiza Novartis, con sede en Basilea y cotizada en Nueva York, que cerró el primer semestre con 23.781 millones dólares en ventas, un 2% menos (20.044 millones de euros). La caída en ingresos de su terapia oncológica Glivec (un 39%) que se enfrenta ya a rivales genéricos, ha lastrado sus resultados, acumulando un beneficio de 4.900 millones, un 3% menor.

Evolución en Bolsa

En capitalización, Novartis se mantiene fuerte como primera compañía del sector, con 188.020 millones de euros de volumen. En los últimos seis meses, la acción de la suiza se ha revalorizado un 14,49%, y en lo que va de año un 11,4%.

Roche se ha revalorizado un 6,1% en lo que va de año, hasta los 184.920 millones de capitalización. Por su parte, Pfizer ha subido únicamente un 0,88%, con un volumen de 166.930 millones.

A nivel global, el sector farma se ha revalorizado un 11%, después vivir un rally, primero de euforia y después de incertidumbre, tras la victoria de Donald Trump.

Normas